Bolivia

19 de septiembre de 2008

La enésima crisis política que vive Bolivia desde hace varios meses parecía encaminarse en el momento en que escribo estas líneas a una salida dialogada. Después de 16 muertes violentas, o 30, dependiendo de quién haga las cuentas, gobierno y oposición se sentaron a negociar, tras tomar tardíamente nota de que el horno planetario no está para bollos revolucionarios ni absolutistas. En otras palabras, que ni la oposición puede ignorar la legitimidad democrática del gobierno de Evo Morales, como hubiera hecho en otros tiempos, ni éste imponer a cualquier precio su proyecto. Lee el resto de esta entrada »