La guerra (perdida) contra las drogas/1

7 de mayo de 2010

La interminable guerra contra las drogas descansa en unos supuestos tan inciertos y discutibles que nada debería extrañar menos que  vaya de fracaso en fracaso. Esos supuestos son que las drogas son siempre dañinas, que el Estado tiene el deber de curar a esos enfermos que son los consumidores y que el uso de determinadas sustancias desemboca invariablemente en el delito. Los resultados del combate al narcotráfico en el mundo son tan elocuentes y conocidos (gastos siderales, corrupción de funcionarios, violencia, nuevos poderes que rivalizan con las instituciones democráticas) que resulta tedioso recordarlos. Modificar el rumbo exige, me parece, interrogarnos sobre los mencionados supuestos. Lee el resto de esta entrada »


La guerra (perdida) contra las drogas/2

7 de mayo de 2010

Hasta principios del siglo XX a nadie se le había ocurrido que los gobiernos tenían derecho a vigilar el estado de conciencia de las personas o controlar la forma de lidiar con el dolor o la depresión. De esa época datan los primeros tratados internacionales sobre producción, venta y estatuto legal de los diferentes fármacos y drogas que desembocarán en la Convención Unica sobre Estupefacientes firmada en Viena en 1961 por más de 70 países y a la que han adherido luego casi todos. Lee el resto de esta entrada »