Hacerse cargo

19 de julio de 2010

El sistema carcelario uruguayo volvió a suministrar en estos días la cuota de sufrimiento y muerte a la que nos tiene acostumbrados desde hace ya demasiado tiempo. El 8 de julio murieron doce presos en un incendio en la cárcel de Rocha (al este del país). Una tragedia, dicen las autoridades. Una desgracia, añade la prensa. La tragedia y la desgracia no son gobernadas por la voluntad de los hombres. Cuando alguien hace referencia a una tragedia o a una desgracia está diciendo: “no estaba en mis manos evitar ese mal, soy inocente”. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios