Palestinos e israelíes

Sospecho que no tengo nada original para decir sobre el conflicto entre israelíes y palestinos. Y sin embargo no puedo evitar decirlo. Es que a veces es necesario recordar lo obvio. El reciente pedido de que la ONU reconozca a un Estado palestino como uno de sus miembros de pleno derecho es una de esas veces. Da la impresión de que siempre que ese conflicto ocupa las portadas de los diarios debemos comenzar a discutirlo todo de nuevo, como si no hubiera corrido el agua, y la sangre, que efectivamente corrieron en el último medio siglo.

Recordemos, pues, algunas de esas obviedades con las que les he amenazado. No incluyo en esta categoría a la expulsión manu militari de centenares de miles de palestinos por las fuerzas israelíes tras la partición del Protectorado británico de Palestina, que dio lugar a la resolución 194 de diciembre de 1948, que afirma que se debe “permitir a los refugiados que lo deseen regresar a sus hogares lo más pronto posible y vivir en paz con sus vecinos (…) y pagar indemnizaciones a título de compensación por los bienes de aquellos que decidan no regresar a sus hogares”. En el origen del Estado de Israel estuvo esta infamia, que ha quedado en el olvido.

Las resoluciones de la ONU que le siguieron en los últimos sesenta años son mucho más conocidas aunque no menos ignoradas. Lamento tener que insistir en este tedioso procedimiento, pero ¿de qué otra forma, si no, podrían sopesarse los reclamos que unos y otros quieren hacer valer? El 22 de noviembre de 1967 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la resolución 242, que exige la retirada total de Israel de los territorios que ocupó durante la Guerra de los Seis Días en junio de ese año. La resolución 338 de octubre de 1973, durante la guerra de Yom Kippur, confirma la validez de la precedente. La resolución 3236 de noviembre de 1974 reafirma el “derecho inalienable de los palestinos a regresar a sus hogares y recuperar sus bienes desde donde quiera que se encuentren desplazados y desarraigados”. La 446 de marzo de 1979 declara que la creación de asentamientos por Israel en los territorios árabes ocupados desde 1967 no tiene validez legal y constituye un serio obstáculo para el logro de una paz completa, justa y duradera en el Oriente Medio. Además, exhorta a Israel a que “desista de adoptar medida alguna que ocasione el cambio del estatuto jurídico y la naturaleza geográfica y que afecte apreciablemente la composición demográfica de los territorios árabes ocupados desde 1967, incluida Jerusalén, y, en particular, que no traslade partes de su propia población civil a los territorios árabes ocupados”. La resolución 478 del Consejo de Seguridad de agosto de 1980  “censura en los términos más enérgicos”, por considerarla violatoria del derecho internacional, a la Ley de Jerusalén, aprobada un mes antes por el Parlamento israelí y por la cual se declaró a aquella ciudad “entera y unificada” como capital del Estado hebreo.

Israel ha incumplido sistemáticamente estas resoluciones y ha dado pruebas irrefutables de que no está dispuesto a volver a las fronteras de antes de 1967 ni a permitir el regreso de los refugiados ni que Jerusalén Este sea la capital de un futuro Estado palestino. No sólo eso, sino que además no ha cesado de incrementar los asentamientos y la población judía en los territorios ocupados y en la propia Jerusalén. De los 150 asentamientos que se construyeron desde 1967, donde viven actualmente casi 300.000 israelíes, apenas ha desmantelado los 21 que existían en la Franja de Gaza y 4 en Cisjordania. Hasta antes de ayer, hasta hoy, ha seguido con esa política de hechos consumados. Mientras escribo estas líneas, a pocos días de que Mahmud Abas, presidente de la Autoridad Palestina, pidiera en la asamblea general el reconocimiento de un Estado palestino, las autoridades israelíes autorizaron la construcción de 1.100 nuevas viviendas en Jerusalén Este. No encuentro otra forma de definir esta iniciativa que como una auténtica provocación. Esa política es la que hizo naufragar las negociaciones directas reanudadas el año pasado con el patrocinio de Estados Unidos. Lo único que pedían los palestinos para permanecer en la mesa de negociaciones era que no se siguieran construyendo asentamientos en los territorios ocupados. No que se desmantelaran los ya existentes, sino simplemente que no se incrementaran. Pues ni esa concesión juzgo aceptable el primer ministro Benjamín Netanyahu, quien sostiene que Jerusalén seguirá siendo “la capital eterna e indivisible de Israel”.

La única razón que esgrime el gobierno israelí para justificar su política de hechos consumados es la seguridad del Estado de Israel. No se avista un solo argumento que haga referencia a la justicia, ni siquiera a la legalidad internacional (no faltan quienes evocan inciertos mandatos bíblicos y voluntades divinas para justificar este terrenal expolio, pero aún no han tenido la osadía de exponerlos en foros internacionales). Sin embargo, es dudoso que la seguridad del Estado de Israel vaya a garantizarse a través de la ocupación y la opresión. Diríase que es la garantía de que los israelíes vivirán bajo permanente amenaza, que sin duda es funcional a la retórica del pueblo asediado. La apelación palestina a las resoluciones de la ONU y a las fronteras de 1967 no es un gesto sin consecuencias. Del reconocimiento de esa legalidad derivaría necesariamente el reconocimiento de Israel, cuya existencia también es resultado de aquélla. Israel está hoy formalmente reconocido sólo por los dos únicos países con los que tiene acuerdos de paz: Egipto y Jordania. El apego de Israel a la legalidad internacional supondría automáticamente su reconocimiento por todos los Estados vecinos, tal vez con la excepción de Irán.

Yaser Arafat dijo hace años en la tribuna de las Naciones Unidas que llegaba con una rama de olivos y un fusil y pedía que no dejaran que se le cayera la rama de olivos. La semana pasada Abas dijo en esa misma tribuna que sólo tenía una rama de olivos. Y tenemos motivos para creerle. Aunque más no sea porque sabe que el camino de las armas está condenado y que la palabra es la única posibilidad de que sus pedidos sean escuchados. Evocar la hostilidad de Hamas hacia Israel supone tomar la parte por el todo. Hamas no es el pueblo palestino y tomarlo por tal se parece demasiado a una coartada para la intransigencia israelí. Por lo demás, una paz justa, erosionaría totalmente la influencia de esa organización islamista, algo que las autoridades israelíes no pueden desconocer.

En este contexto y con todos estos antecedentes, la sugerencia de que la iniciativa de la Autoridad Palestina de pedir la adhesión como Estado de pleno derecho a la ONU es unilateral y conspira contra las negociaciones entre las partes suena a broma macabra. Abas recurrió al máximo exponente del (imperfecto) multilateralismo actual para pedir que se ponga fin a los excesos del unilateralismo de Israel. ¿Cómo es posible, pues, que las responsabilidades se inviertan de forma tan grotesca? Asunto diferente es la muy difundida creencia en que la creación de un Estado propio pondrá fin como por arte de magia a cuantos padecimientos se han sufrido y se siguen sufriendo. Yo no adhiero a esa fe, pero es derecho de los palestinos profesarla.

Hay pocos conflictos en el mundo en los que resulte tan evidente que la razón le asiste (mayormente, si se prefiere) a una de las partes. No ignoro que sobre esta afirmación caerá el sambenito de antisemitismo, pero no estoy dispuesto a retirarla ni a dejarme amedrentar por una acusación infame a la que sistemática y calculadamente recurren diplomáticos israelíes, asociaciones judías de todo el mundo, e incluso judíos progresistas, cada vez que alguien se atreve a impugnar la política de los gobiernos israelíes.

Si faltaba alguna evidencia de que los conflictos internacionales no suelen dirimirse con arreglo al derecho y al criterio de justicia, el palestino-israelí está aquí, frente a nuestras narices, para suministrárnosla. Si en una deliberación política nacional nadie puede alegar el interés o la fuerza para defender una postura, porque automáticamente quedaría deslegitimado, no sucede lo mismo en el ámbito de las relaciones entre Estados, en el que la fuerza suele ser más decisiva que el más persuasivo de los argumentos y en el que se considera legítimo defender intereses despojados de razones.

El poder y la fuerza desnuda no dejan espacio para la exposición razonada de argumentos ni para la deliberación acerca de la justicia de las soluciones propuestas ni para la eventual persuasión de unos por otros. Cuando ambos ocupan toda la escena, a lo sumo queda espacio para la negociación, es decir para las concesiones mutuas… si es que las fuerzas en liza son medianamente parejas. He aquí el drama del conflicto entre israelíes y palestinos cuyas fuerzas no son precisamente parejas. La principal explicación del impasse en el que se encuentra ahora, y desde hace más de medio siglo, el conflicto –un conflicto que es sinónimo de sufrimiento y humillación para la mayoría de los palestinos– es la abrumadora superioridad militar de Israel. Otro problema añadido es que para negociar, tiene que existir un margen para las concesiones mutuas. Los palestinos ya no lo tienen, han concedido todo lo que tenían para conceder. La única concesión que se le pide a Israel, si es que a ello se le puede llamar concesión,  consiste en que respete las resoluciones de las Naciones Unidas y que renuncie a lo que nunca tuvo derecho. Por decirlo en pocas palabras, la única salida justa y duradera a este inacabable conflicto es que Israel cese la ocupación y la colonización de unos territorios que no le pertenecen.

El problema con la parte que ahora reclama algo perfectamente razonable (el 22% del territorio en el que vivieron durante siglos) es que es la más débil de la relación. Las armas condujeron, y seguirán conduciendo, a un callejón sin salida frente al poder militar israelí. La negociación bilateral que hoy se le vuelve a ofrecer a los palestinos sólo ha servido para darle largas al asunto y para que Israel ganara tiempo para consolidar sus avances territoriales.

Por eso puede argüirse que el pedido de reconocimiento de un Estado palestino la semana pasada en la ONU es el recurso al que apeló Abas para romper el inmovilismo. “Esta es la hora de la verdad, nuestro pueblo está esperando oír la voz del mundo”, ha dicho en su discurso. Ante la amenaza de veto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad, lo más probable es que la iniciativa palestina no tenga consecuencias políticas. ¿O sí? Porque ese último gesto desesperado pone a todos los gobiernos del mundo ante la exigencia de tomar partido.

En su discurso de hace dos años en la universidad de El Cairo Obama dijo que “no es posible negar que el pueblo palestino sufre desde hace más de 60 años el dolor del desarraigo y las humillaciones diarias de la ocupación. La situación es insostenible”. El propio Obama dio indicios al comienzo de su gestión de que no sería un aliado incondicional de Israel, pero con su amenaza de vetar la solicitud palestina ha dejado claro que Estados Unidos sigue siendo juez y parte en este conflicto. La postura de Estados Unidos y de Occidente en general desafía mi capacidad de entendimiento. Está condenada a sufrir el repudio de buena parte del mundo, a mantener la inestabilidad en esa región y a servir de coartada para la violencia islamista. No lo comprendo: la influencia del lobby judío en Washington es una explicación trivial de una postura que, a primera vista, parece contraria a los intereses de una potencia en un tiempo en el que el poder se basa más en la seducción que en el garrote.

Y a pesar de que hoy parezca un camino que conduce a ninguna parte, la Autoridad Palestina no dispone de otro recurso que la rama de olivo. El apego al derecho internacional, la insistencia en la justicia de sus reclamos son los únicos terrenos en los que la superioridad palestina es aplastante. Convocar a derramar más sangre sólo puede servir para aumentar el sufrimiento, en primer lugar el de los propios palestinos.

Anuncios

64 Responses to Palestinos e israelíes

  1. Alfonso dice:

    Educar para la paz , desde ahora a los niños y esperar unos 20 años que pasan rápidamente y ver si se logra .–

  2. victoria dice:

    Gracias por tu minuciosa información de la historia de este conflicto. Esto nos ayuda a que nuestras posiciones sean más sólidas.

    • kufl dice:

      Esta sumamente mal informado la única sangre que a corrido es la de nuestro pueblo Judio serca de las fronteras con los grupos palestinos de terroristas, Esa sona jamas se llamo Palestina, una pregunta como se llamaba, quienes eran los reyes, saben quienes les están pasando energía, alimentos y salud a los palestinos de Gasa, saben quienes están pagando millones de euros a la ANP para los palestinos…..?, ¿Mi pueblo no tiene derechos?, nosotros estamos en esa sona ya hace mas de 3.500 años y los árabes mal llamados palestinos nunca estuvieron en un lugar porque eran nomades y ellos lo saben. Creo les hace falta leer largamente la historia de Israel. Y la larga lista de invasiones a nuestra zona

  3. amparo gandos dice:

    Una muestra más de cuán difícil es luchar contra los poderosos, – económicamente hablando,-. No quiero decir que no haya que hacerlo, este conflicto lleva muchos años, pero creo que lo fundamental es no perder las esperanzas.

  4. Trader dice:

    Luchar contra los poderosos siempre a sido mas difícil que darle por el culo a un tigre de bengala. Sueles salir con algún que otro rasguño.

  5. Javier Barreiro dice:

    Comparto la postura de fondo del artículo, pero incurre en unas cuantas omisiones significativas. Lejos de mí defender el sionismo, aunque sí el derecho de los judíos a tener un estado y un país, pero el autor olvida decir, por ejemplo, cuál es el origen de la guerra de 1967, pequeño detalle: la guerra de Siria, Egipto y Jordania, con el apoyo de varios países árabes para destruir el estado de Israel. Otro detalle: los continuos dislates de Arafat y la OLP en su política contra Israel o su sumisión a los intereses árabes más beligerantes. ¿No recuerdan los abrazos de Arafat con Saddam Hussein? Y es que no es políticamente muy correcto recordar que los árabes han sido los que más han jodido y manipulado a los palestinos, usados como carne de cañón para atacar a Israel. Y así podríamos seguir un buen rato. Dicho esto, la política israelí de los asentamientos es una infamia sin justificaciones, como el muro que rodea los territorios palestinos. Lo que quiero decir es que el artículo es demasiado unilateral en su dualismo bastante maniqueo entre buenos y malos, y la izquierda progresista de Occidente ha hecho de los palestinos una bandera entre romántica y dogmática sin claroscuros.

    • Gedeon98 dice:

      Javier, me gusta el equilibrio de tu respuesta. Aun que yo sí que soy sionista, sin medias tintas. Pero para tu tranquilidad te diré que los colonos que piden tierras en esas zonas las ocupan sabiendo que puede llegar el día (¡Ojalá!) en que deban abandonarlas porque se ha alcanzado la paz.

      Mientras el camino hacia la paz esté cerrado por las barricadas de odio y violencia palestinas, se seguirán estableciendo colonias a donde quiera que quiera exportar un judío el progreso y los avances que Israel aporta a todos aquellos territorios en los que está presente.

      No olvides las imágenes de los colonos que fueron desalojados de sus tierras en Gaza en un acto que debería haber sido el inicio del camino hacia la paz, pero que sin embargo fue el primer peldaño de la escalera de insolencia y arbitrarierad palstinas. Y la ANP ha ascendido muchísimo en esa escalera, de la que indiscutiblemente tendrá que caer algún día.

      Para que quede clara mi postura… si la ANP no acepta la paz con la misma generosidad que la ofrece Israel, yo soy partidario de que a la caida de Irán (hecho inevitable ante la loca carrera atómica que ha emprendido), Israel invada Gaza, la vuelva a anexionar a sus territorios y expulse a todo aquel que no acepte un compromiso irrenunciable con la paz.

      Si no quieren la Paz por la vía de la Paz, habrá que alcanzarla pro la vía de la Guerra, lo que pasa es que esta pasa por la estación de la Injusticia.

      Eso sí… hay qye acabar con la impunidad de los gobernantes que incian locamente guerras. Hay que comenzar a ejecutar a muchos que no son más que cobardes asesinos. Sadam Hussein fue un caso paradigmatico de esta postura,

  6. Arafat se murió hace años, dos de los países árabes que combatieron a Israel en 1967 firmaron acuerdos de paz con el consiguiente reconocimiento del Estado hebreo, la manipulación de la causa palestina por los autócratas árabes es irrelevante para el asunto que nos ocupa (es como decir que la causa de los resistentes contra las dictaduras latinoamericanas era dudosa porque era apoyada, a veces sólo retóricamente, por la Unión Soviética) y lo mismo puede decirse de la izquierda occidental; los palestinos no son unos santos, pero llevan la razón en este conflicto. Los gobiernos israelíes posteriores a la Guerra de los Seis Días se empeñaron en utilizar los territorios usurpados como moneda de cambio para una eventual negociación; los actuales sólo piensan en conservarlos sin más trámite.

    Las responsabilidades de la Guerra de los Seis Días aún están por escribirse, Javier: tras exigir Egipto a la ONU que retirase inmediatamente sus fuerzas de interposición en el Sinaí, y desplegar varias divisiones en la frontera, Israel, temiendo un ataque inminente, lanzó uno preventivo contra la Fuerza Aérea egipcia. Isaac Rabin declaró un año después de la guerra a Le Monde: “No creo que Nasser quisiera la guerra. Las dos divisiones que envió al Sinaí en mayo de 1967 no hubiesen sido suficientes para lanzar una ofensiva contra Israel. Él lo sabía y nosotros lo sabíamos”. Quince años después, Menahem Begin decía a The New York Times: “en junio de 1967 otra vez teníamos una opción. La concentración de tropas egipcias en Sinaí no probaba que Nasser realmente fuera a atacarnos. Debemos ser honestos con nosotros mismos. Nosotros decidimos atacarle a él”. Las citas tampoco demuestran nada sobre la actual controversia. Las traigo para demostrar que la culpa de esa guerra está lejos de poder ser atribuida sin ningún tipo de dudas.

    Como digo en el texto, no sólo los derechos de los palestinos, sino también el reconocimiento (y la seguridad) del Estado de Israel, dependen del respeto al derecho internacional. Después de todo, el propio Estado de Israel es una criatura de la legislación internacional que hoy ignora olímpicamente.

    Que, al igual que tú, no crea que haya buenos y malos, no significa que también crea que la verdad y la razón están siempre en el justo medio de dos posturas. En este conflicto no soy amigo de la neutralidad y la equidistancia, que sólo han servido para consolidar la posición de Israel.

    • Gedeon98 dice:

      Jorge, mientes como un bellaco al disculpar a Egipto de sus amenazas serias y reales en las vísperas de la Guerra de los Seis días. Y no voy a permitir que repitas una mentira como esa porque a base de ello termina siendo aceptada como una verdad. Egipto mantuvo una posición amenazante seria y firme, nada de que no quería la guerra. Lo que no quería era recibir como recibió, pero arrasar y asesinar a todo el ejército de Israel y luego a su gente, eso era su objetivo.

      Tus palabras me suenan a “yo no he sido, señorita, ha sido Pepito”… ¿No te averguenzas de ello?

    • Tersites dice:

      Resulta enternecedor, por lo ingenuo, recurrir a wikipedia para intentar demostrar la responsabilidad israeli en el conflicto de los seis dias.

      Mas que nada por que recurriendo a esa misma fuente, que el autor, seguramente por vergüenza no cita para fundamentar sus datos, vemos que no fueron dos si no siete las divisiones despleadas por egipto, lo que suponia que Israel tenia a las puertas de sus casa un ejercito capaz de superarle, eso sin contar con el resto de paises arabes

      De hecho la guerra de los seis, no sus actuaciones militares, en puridad empezo con el bloqueo de los puertos de Israel por Egipto, acto considerado “casus belli” por la doctrina internacional, por no mencion<ar el acoso y hostigamiento de los vecinos arabes contra Israel en forma de terrorismos patrocinado y entrenado por los mismos gobiernos arabes y que tantas vidas israelíes costaron antes de la necesaria guerra de los seis dias

      De hecho era tan claro que la guerra era inminente que los cascos azules de la ONU, incumpliendo su mandato y un tanto acojonadillos, salieron de najas nada mas Nasser lo solicito.

      Una vergüenza mas de la ONU, como otras tantas

    • Tersites dice:

      el tercer parrafo de mi comentario anterior esta mal redactado en su parte final, queria decir:

      por no mencionar el acoso y hostigamiento de los vecinos arabes contra Israel en forma de terrorismos patrocinado y entrenado por los mismos gobiernos arabes y que tantas vidas israelíes costaron antes de la necesaria guerra de los seis dias

  7. pincho dice:

    recomiendo leer “Dios, el oro y la sangre” de Jean Lartéguy.

  8. Daniel dice:

    Estimado Coco, muy bueno, esclarecedor, y sobre todo, muy valiente.
    El pueblo palestino es el “pato de la boda”, Arabes de segunda.
    De alguna manera, son como nosotros, un invento de los ingleses para poner una cuña entre Arabes e Israelies

    Comparto que la posición de EEUU y su corte, es imposible de entender, y funcional a los violentos.

    .

  9. pincho dice:

    pa! totalmente! el Pepe me hace acordar a Arafat! los brasileros son muy árabes, y los argentinos todos judíos!

  10. Pablo Azzarini dice:

    Sin palabras, Coco. Si no fuera tan trágico el asunto, el discurso de Netaniahu en la ONU sería pa cagarse de risa.
    “Vamos a conversar ahora mismo, aprovechemos que estamos los dos en esta ciudad. Alguna habitación disponible debe de haber.” ¿No es fatal?
    Hay que tener cara de piedra, qué lo parió.

  11. Bensol dice:

    Falta mucha información en tu comentario, es decir sólo hablas en favor de un lado.
    No informas que palestina era un desierto, que desde el origen fue del pueblo judio, que los echaron, que al final perteneció al imperio otomano y al perder la primera guerra mundial se le quitò el territorio por parte de los aliados.

    Por otro lado también ignoras que si no tienen estado es porque los palestinos no han querido, ya que podían haberlo tenido desde el año 48,y no lo voy a explicar, supongo que lo sabes.
    Y para concluir decir que las guerras que tu comentas son todas empezadas por los países árabes, con el objetivo final de aniquilar al pueblo judio,
    Saludos

    • Ya he explicado en el post que frente a cualquier coflicto o problema no necesariamente hay que dar “una de cal y una de arena”. La justicia no siempre ni necesariamente equivale a ubicarse en el ‘justo medio’.

      La historia milenaria no la conozco en profundidad. La del siglo XX indica que en el momento en que la ONU reconoce al Estado de Israel, el territorio del que hablamos estaba poblado por árabes.

      Sí que deberías explicarnos lo de que los palestinos no tienen un Estado propio porque no han querido, porque realmente no lo comprendo.

      Al margen de quién empezó la guerra de 1967 (no tengo la misma certeza que tú acerca de las responsabilidades), lo que importa, lo que realmente está en discusión hoy en el mundo es si Israel tiene derecho a quedarse con los territorios que ocupó en esa guerra. Esa es la verdadera controversia… y no veo en tus líneas ningún comentario al respecto.

    • Jessi dice:

      A los palestinos se les ofreció tres veces tener un Estado, y ellos lo han rechazado.
      Cuando la ONU, en 1947, decidió realizar una partición, con dos estados para dos naciones, Israel acepto. Fue Palestina quien se nego, y en cuanto se produjo la declaración de Independencia de Israel, los palestinos empezaron a atacar.
      Las discusión nunca fue por la existencia o no de un Estado palestino. Siempre fue porque ellos se negaron a la existencia de un Estado Israelí.

  12. Zulemita dice:

    Ayer en la ONU, el sanguinario y nepotico tirano de Siria -Bashar el Asad que lleva tres mil muertos civiles en lo que va del año- busco la excusa de Israel para distraer la atencion de sus crimenes. Nada nuevo, y mucho menos terrible si comparamos la matanza de palestinos mas importante de la historia ocurrida en pocas semanas de septiembre de 1970 (septiembre de negro) en manos de los jordanos (alli murieron asesinados mas que todos los muertos palestinos en sus enfrentamientos con Israel) Israel ha absorbido y transformado en ciudadanos a cientos de miles de refugiados judíos procedentes de los países árabes donde eran perseguidos, mientras que los palestinos son mantenidos -en países de su entorno de su misma cultura y religión como refugiados – y cuando peor mejor – para mantener la idea que el enemigo esta fuera – concretamente es Israel- y asi ayudar a mantener sus regímenes dictatoriales y liberticidas.

  13. Haim dice:

    Reconozco que no he acabado de leer su escrito. No he podido. Son tantas las infamias que se han escrito sobre la mera existencia del Estado de Israel que, como en este caso, un nuevo intento de encontrar un trabajo honesto y no un libelo más, es ni más ni menos que imprudente.
    No he sido capaz de pasar de la frase donde Ud., sin vergüenza alguna por su ignorancia, con la temeridad propia de la inconsciencia, se refiere calumniosa y tendenciosamente al “huye que te alcanza” de los miles de árabes residentes en los territorios del Protectorado Británico.
    He tenido en mis manos una de las octavillas que por millones volaron por aquellos territorios, arrojadas al viento desde aviones de la Liga Árabe, aconsejando a los árabes musulmanes de la zona que escaparan hacia los países “hermanos” ante el inminente ataque de sus ejércitos, tras el cual “todo judío quedaría flotando en el mar”. También pude contemplar cédulas de identidad de algunos de aquellos desgraciados expedidas por Egipto y Jordania.
    Que Dios le ampare a Ud.

    • Jorge Barreiro dice:

      En la afirmación del texto que tanta indignación le ha causado, hay un link a una entrevista con el historiador israelí Ilan Pappe, que le recomiendo leer. Quizás pueda formarse una idea más amplia y conocer otra mirada acerca de la “partida voluntaria” de los palestinos de la zona donde hoy se erige el Estado de Israel.

      Que la razón le ilumine a Ud.

  14. tomas. dice:

    estoy de acuerdo con vos jorge, mi abuela era judia, nació en Rusia y tuvo que escapar de los nazis, así que a mi me pueden decir todo menos antisemita, termino muy explotado por cierta gente que solo busca una excusa para las matanzas que hacen en Palestina.

  15. Gedeon98 dice:

    La verdad es que es largo el desarrollo de un artículo fundamentado sobre hechos discutibles, por no decir directamente falsos.

    Si retrocedemos dos mil años nos encontramos con un pueblo asentado en su tierra que tuvo la osadía de desafiar al invasor romano. Le plantó cara con esa valentía que sólo tienen aquellos que están asistidos de la razón y de la dignidad. Lamentablemente esa lucha no pudo ser ganada por el pueblo de Israel, y fue arrasado y sometido al peor drama que puede vivir un pueblo… el destierro, la esclavitud y el exterminio de aquellos que hasta el final siguieron resistiendo, véase Massada.

    A la caida del imperio de tan nefasto legado (que lo que de bueno tenemos es por la influencia helena) por supuesto que hubo una gran cantidad de judíos que volvieron a sus tierras. Y se encontraron con que otras gentes habían tomado posesión de sus casas y de sus tierras. Hubo ahí un forcejeo que se saldó con la opresión a un pueblo de paz, el judío, por una mayoría árabe que se adueñó de esas tierras que ya tenían dueño. Eso es robar.

    Posteriormente, dada la inestabilildad geopolítica de la zona se suceden los hechos de salvajismo y muerte, no siendo precisamente los Cruzados los peores de los que por allí mataron y asesinaron.

    Es en los últimos siglos cuando el pueblo judío ya va tomando conciencia de que su lugar está en Israel. Y se invierten inmensas y abrumadoras sumas para ir comprando, billete sobre billete, las tierras que ya pertenecían al pueblo de Israel pero que, como hemos visto, les habían sido robadas por esos okupas que las habían encontrado vacias por causas de fuerza mayor.

    En el siglo XIX y XX ya se consolida políticamente esa tarea de recuperación de la Tierra de Israel, bajo lo que se conoce como Sionismo. Ser sionista no es ser un malnacido judío matapalestinos, sino ser alguien que se esfuerza con su trabajo y tesón en poder volver a recuperar su casa.

    Y es el Holocausto lo que ya, definitivamente, obliga a Israel a volver a su legítimo hogar. No es posible entender cómo pudo suceder ese salvaje genocidio si no es entendiéndolo como un terrible castigo impuesto por D-os a su pueblo para que de una vez volviese a su hogar, lo cual es la obligación de Israel. Dejar la comodidad de andar desparramados por el mundo, y volver a esa Tierra que Él entregó a su pueblo elegido. Estas palabras podrás discutirlas, tergiversarlas, burlarte, aborrecerlas, pero estas palabras son la esencia de la Verdad. D-os existe, los judíos son su pueblo, y el territorio de Israel es su casa irrenunciable.

    Y es cuando estalla el antisemitismo árabe en toda su magnitud. Porque esos que ahora todo el mundo mima con caramelitos, disparatadas sumas que se entregan a costa de nuestro desarrollo y con flotillas humanitarias tontas, esos han sido socios directos de los nazis durante la segunda guerra mundial. Esos han sido los terribles salvajes que han hecho del pueblo árabe un pueblo de asesinos y de salvajes indignos. El árabe no quiere la paz, quiere la dominación del mundo. Todos. Y el que no, porque aún está lejos de su camarilla, que cuando esté unido a ella gritará como el que más.

    La guerra contra Israel, contra gentes que buscaban su tierra, disparata todo el momento de la partición. No permiten la vida del Estado judío. Buscan su aniquilación. Hablas de “manu militari” por parte de ISrael para expulsar a los árabes (que no son palestinos, sino jordanos). Y eso es MENTIRA. Porque Israel pide que se quede todo aquel que tenga paz en su corazón. Pero los lideres árabes piden a todos que salgan de Israel, porque lo van a limpiar de judíos, a exterminarlos. Y cuando sean todos degollados y echados al mar, que retornarán.

    Y sucede que Israel les da de tortas por todos los lados. Y resulta que esos 600.000 palestinos que han seguido a sus líderes se encuentran en tierra de nadie. Y empieza su vagar de un país a otro, desestabilizando allá donde van los paises que generosamente los acogen. Jordania, con su buen rey Hussein, que debería haber sido ejemplo para el mundo árabe, al final Jordania tiene que expulsarles, que luchar frenéticamente contra esos “corderitos” palestinos que le iban a generar una guerra civil. Los sirios, hace dos meses iban persiguiéndoles para que saliesen se Siria, les han organizado un desastre tremendo. Era malo el dictador, pero los que intentan subir al poder son peores. Líbano, la antaño Suiza de Oriente… ¿Qué es hoy? Los palestinos han asesinado a esa democracia progresista que fue ese hermoso país.

    Luego lo intentan con la guerra del 67. Acumulan tremendos medios en torno a ISrael, avisan de que los van a borrar de la faz de la Tierra. Se preparan para asesinar a todos los judíos, hombrs, mujeres, niños, ancianos… Pero Israel da primero, y da la primera y la segunda y la tercera torta, por no decir otra palabra que es más exacta pero suena mal. Israel les da hasta en el carnet de identidad, porque en alcanzar la victoria les va la vida. Y no pueden hacer otra cosa más que ganar.

    Luego les asesinan a sus deportistas en Munich, y al mundo le da igual.

    Luego, en el día más sagrado del año judío, nuevamente vuestros dignos pajaritos intentan asesinar al estado judío. Y como asesino que se acerca a una cuna de un bebé, alza y clava su cuchillo a horas cercanas al medio día.

    Israel no podía imaginar que la maldad, alevosía y traición llegasen a esos extremos, pero llegaron. Es como atacar a España en el día de Navidad. Algo SUCIO. Pero a costa de perder 2500 hermosas vidas, Israel salva la suya, salva la Vida del Pueblo Judío y de su Identidad como pueblo.

    La vía militar, definitivamente, queda desechada cuando Israel se dota de armas atómicas. Armas que no va a utilizar sino en el momento en que el útimo judío vaya a ser asesinado. Israel no sacará jamás sus armas atómicas a no ser que, por ejemplo, Irán le ataque con andanadas de miles de cohetes convencionales. Ahí sí que utilizará ese armamento si llega el caso en el que puda ser aniquilado. O lo usará si Irán le lanza uno de los ingenios nucleares que en breve, con vuestra indigna permisividad, va a tener.

    Pero el caso es quee la vía militar convencional queda apartada. Ya no es posible.

    Intentan entonces la vía del terror. Bombas en mercados, escuelas, hospitales, autobuses… asesinan a todo ser viviente. Pero tampoco les sale esta vía, Israel aprende a defenderse también de esas alimañas. Y para ello debe levantar un muro para que no se le cuelen terroristas. Muro que levanta las protestas de aquellos que defendéis el derecho de los árabes a asesinar bebés como sucedió el otro día con Asher y Yonathan.

    En esa vía del terror también entraba el lanzamiento de misiles desde Gaza, salvajemente lanzados para asesinar a cuantos más mejor… mirad si os dignáis a ver la imagen de la verdad, este link que está al alcance de todo el mundo en Internet pero que pocos se han dignado a ver: http://www.youtube.com/watch?v=ygb6VrW8WZw

    ¿Qué objetivo tenían vuestros amados árabes al poner hace unos días una bomba en un jardín de infancia? Menos mal que se detectó y se pudo desactivar, si no os podríais haber puesto nuevamente la ropa de los domingos para salir a festejar que decenas de judíos han muerto.

    ¿Y hablas de que Israel no respeta las decisiones de la ONU para la separación de los dos Estados? Israel ha dicho desde que existe que negociará cuando haya paz… ¿Tanto os cuesta entenderlo? Hasta que no haya paz y se garantice su seguridad no abandonará los altos del Golán porque si los deja, Siria puede bombardera a su antojo cualquier punto de Israel. NO SE PUEDE ABANDONAR EL GOLAN SIN QUE EXISTA UN CLIMA DE PAZ.

    Israel no tiene por qué entregar a los árabes su capital, Jerusalem. Jerusalem es la capital de Israel históricamente, y es ciudad sagrada para Judíos y para Cristianos. Y no tiene nada que ver con el islam más que la falacia de que Mahoma ascendió a los cielos desde donde hoy en día está la Mezquita de Al Aqsa, cosa que es rotundamente mentira, pero había que buscar una excusa para robar a los judíos el terreno más sagrado, donde se debe levantar el Tercer Templo, donde se debe reconstruir el alma de ese Pueblo. Es INJUSTO robarles algo tan sagrado.

    No tenéis razón ni razones para justificar a un pueblo asesino y despiadado.

    No tenéis razón para defender a un pueblo que vive como D-os a costa de las donaciones de los países que de buena fe contribuyen a sus sostenimiento… ¿Acaso no sabéis que la ANP está pagando un salario de 3600$ a los presos por terrorismo que están encarcelados en Israel? ¿Quién de los que leen esto ganan al mes 3600$, que vienen a ser 2800 euros? Y ese es el salario que tiene un pendejo cuyo único esfuerzo ha sido poner una bomba en un autobús o en un hospital.

    En este país, España, con ese dinero que la ANP paga a esos asesinos, y que sale de nuestros bolsillos, con ese dinero viven dos familias. Pero se está entregando ese dinero a unos asesinos, okupas y malnacidos, y nos están cerrando la educación, la sanidad y las pensiones.

    El problemas es gordísimo y la estúpida idea romántica de que el palestino es un ser oprimido es una brutal y vergonzosa mentira que sólo un ciego puede seguir creyendo.

    Dejad de mentir, y decir por una vez la verdad: los palestinos son unos asesinos.

    Y aún así, Israel les deja vivir con un solo precio, indiscutible: PAZ.

    Y mientras no haya paz, Israel estará con los tanques en la calle. Hasta que VOSOTROS decidáis que el mejor camino para la paz es hablar con sinceridad.

    Es indignante la exigencia de Abbas de que retornen cinco millones de personas a Israel. Sabéis que sólo tiene como fin desestabilizar ese país, alterar su estructura interna y conseguir por la vía “democrática” la aniquilación del Estado Hebreo.

    Y pese a ello, Israel permite vivir en su tierra a aquellos palestinos que hablan de paz y de trabajo

    No tenéis ninguna razón, pero sí toda la culpa de que la situación haya llegado a este callejón sin salida en el que estamos.

    Jorge Barreiro, sólo dices la mitad de la verdad. Y eso es, en mi pueblo, mentir.

  16. Max dice:

    Comienzas recordando el articulo 194 que recordo el problema de los refugiados. Pero sabes acaso que arabes no lo aceptaron pues lo que no has copiado del articulo 194 era que los arabes debian admitir la existencia de Israel como un pais para los judios segun la particion de 1947. No habeis sabido esos detalles “insignificantes” o lo habeis hecho adrede?

  17. Dr. Claudio E. Gershanik dice:

    Ud. hace incapié en la expulsión de palestinos por Israel en 1948.
    Le ruyego revea la historia. El MUFTI de Jerusalem (gran amigo de Hitler) convocó a todos los àrabes que vivían en los territorios asignados a Israel para que se fueran para poder regresar “Cuando echaran los judíos al mar” Cosa que hasta ahora no lograron.
    Esos Palestinos fueron reunidos en los territorios asignados a Palestina bajo gobierno militar Egipcio y Jordano manteniéndolos en “Campos de Refugiados” en sus propios territorios.
    Pero paralelamente Todos los judíos en los países árabes necesitaron huir precipitadamente para salvar la vida. Israel los recibió, les dio trabajo, casa y todo lo que debe proveer un Estado sin considerarlos refugiados sino Ciudadanos.
    Por último los árabes israelíes son ciudadanos de primera, con representantes en el gobierno y muchos de ellos no quieren retornar a ser gobernados por árabes.
    Como Bonus Track le recuerdo que la peor matanza de palestinos tuvo lugar en setiembre de 1972 a manos de los ejércitos jordanos y sirios y si no perecieron todos fue porque Israel les facilitò salvoconductos para poder llegar a Líbano. (Ver Septiembre Negro)

  18. No, no hago hincapié (que va con hache) en la expulsión de los palestinos en 1948. Eso lo menciono simplemente. Hago hincapié en las fronteras previas a la guerra de 1967, que es en lo que hacen hincapié las resoluciones de la ONU. A mí me parece que pretender fundar una legitimidad en inciertos mandatos divinos, como los que han sido mencionados entre los comentarios de este artículo, o sobre lo que ocurrió hace dos mil años es mucho más incierto, discutible y complicado de ser aceptado como presupuesto para la paz que lo ocurrido entre 1947 y 1967. Lo paradójico es que quienes evocan las resoluciones de las Naciones Unidas sobre la partición de la Palestina británica como fuente de legitimidad (la pretensión de que esa fuente es de orden divino suena a chiste) no estén dispuestos a hacer lo mismo con las resoluciones posteriores. Según esta particular visión de las cosas, las Naciones Unidas serían aceptables únicamente hasta 1948.

    Insisto en lo siguiente: creo que la seguridad a la que tienen derecho los ciudadanos israelíes (que es el único argumento que esgrime el Estado de Israel en toda esta discusión) sólo se logrará con un acuerdo de paz justo y duradero, que obviamente pasa por respetar las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días y desmantelar los asentamientos de Cisjordania.

  19. Ruth dice:

    Lea un poco de historia! y no sea sesgado en sus comentarios: porqué no menciona los innumerables ataques de los terroristas palestinos desde esas zonas a Israel?
    No será que ese pueblo es como dijo alguien: una colección de árabes de diferentes países que ahora quieren que se les reconozca como lo que no son

  20. TERSITES dice:

    añadiendo algo a lo que,magistralmente opina Jessi, hay que decir que el rechazo palestino a un estado propio no fue unicamente en 1947, cuando la ONU declaro la particion del territorio y la creacion de un estado.

    Recordemos que ya los arabes (el termino “palestino” a una nacionalidad pudiera resultar algo difuso) rechazadon la particion ofrecida por la comision Peel y con ello us propio estado

  21. TERSITES dice:

    No,no ha quedado en ningun olvido el tema de los refugiados, pues si figura en las conversaciones, el problema es intentar hacer comulgar con ruedas de molino a Israel, cuando muchos de esos refugiados lo fueron por iniciativa propia o a petición de los mandos arabes que querian tener manos libres para sus, previsibles, victorias militares dada su superioridad en este campo. Otro problema que surge y parece querer evitar el autor es el dado por la propia definición de refugiado y la exclusividad mundial que tienen los autodenominados palestinos en este campo, en detrimento, estos sí que lo son, refugiados del mundo, pues solo en el caso “palestino” se considera refugiado a los que se fueron en 1948, a sus hijos, nietos, bisnieto, mascotas, etc, etc,. Resultando ademas un poco confuso otro hecho de capital importancia el que a ojos de esa congregación de dictaduras que conocemos como ONU, y en la que algunos pretender ver alguna validez moral o etica en sus resoluciones o condenas, reconozca como “palestino” a quien pudiera demostrar que residio en Palestina antes de 1948 unicamente…2 años antes de 1948.

    Paradójicamente quienes si han sido olvidados, dado que su problemática JAMAS ha estado en ninguna negociación han sido los refugiados judios, EXPULSADOS de los paises arabes a raiz de la agresión de estos a Israel en 1948.
    NADIE habla de ellos

  22. TERSITES dice:

    La resolucion 242, piedra angular de este perifollo, no exige la retirada TOTAL de los territorios que legítimamente gano Israel en la guerra defensiva en la que se vio obligado a participar, si no la retirada (sin especificar) de territorios ocupados, algo que Israel ya ha hecho abandonando, en un gesto de extrema generosidad, mas del 90 por ciento de los terrenos que justamente ganó. Lo que si exige dicha resolucion es la necesidad de tener fronteras seguras algo que los paises arabes, jaleados por los mismos palestinos no han aceptado nunca, por lo que en puridad, serian los arabes quienes violasen esa resolucion que con tanto afan reclaman
    En cuanto a las resoluciones de la ONu, en especial de la Asamblea General no debemos “cogernosla con papel de fumar” dado que este organismo, de forma indecente, se ha convertido, gracias al lobby arabeislamico, en una tribuna para que se pueda criminalizar sistemáticamente al estado hebreo sin ningun tipo de pudor, callando como p…s ante autenticos desmanes protagonizados por estos mismos paises. Ademas del hecho de que dichas resoluciones no son vinculantes
    En tanto en cuanto no se alcance un acuerdo definitivo no se puede condenar a Israel por ningun acto que conlleve la administración de esos territorios que, sobre todo si callamos ante la continua agresión que sufre este pais merced al hostigamiento continuo de los palestinos, via atentados, misiles, bombas, etc, etc,
    Por otra parte me causa cierta sorpresa que los “palestinos” hoy reclamen la constitución de su patria artificial en los irrenunciables territorios de Gaza y Samaria…territorios que la misma OLP renuncio en 1964.
    Por no mencionar el hecho, hilarante si no fuera por las muertes que han ocasionado estas ensoñaciones nacionalistas palestinas, que este ficticia nacionalidad en su primer congreso reconocia ser …una parte de Siria.

    Una incongruencia elevada a la máxima potencia con la participación del terrorista Abu Mazen en la misma ONU

    Todo un circo

  23. Gedeon98 dice:

    Jorge Barreiro… ¿Sabes dónde está el problema, realmente? En que esos árabes que se autodefinen como palestinos no tienen derecho a un ápice de la Tierra de Israel. Ese es el verdadero conflicto que perdura porque el mundo está reteniendo a Israel. Si se aplicasen medidas de guerra reales, hace lustros que los mal llamados “palestinos” se hubiesen retirado a sus verdaderas tierras de origen, que son Siria y Jordania.

    No sólo se ha negado el derecho a Israel de hacerles la guerra, cosa que de haber sucedido hubiese resuelto el problema en los años 50. Sino que además se critica su intento de protegerse mediante sus patrullas de vigilancia y su muro, que puedes llamarle el muro de la vergüenza, porque lo es, pero la vergüenza de que quede demostrado que tras su construcción los asesinatos y crímenes terroristas palestinos han caido brutalmente.

    Tú defenderás a esas sucias ratas con mentiras. Nosotros defendemos a Israel con la Verdad. Y ella siempre triunfa. Y nosotros con ella.

    Revisa tus ideas, revisa el poso que años de engaños de los medios de comunicación puedan haber dejado en tí, como dejaron en mí en su momento. Mira adelante, al futuro y a la paz. Y sin dejar de ver las cosas en su entera dimensión.

    Israel quiere, ama, desea, persigue la paz. Ya es hora de que se le deje vivir. Está en su casa.

  24. jabotito dice:

    Los palestinos han de tener un Estado pero eso requiere negociación, sentido común y responsabilidad. Ha llegado el momento de dejar el victimismo y la educación en el odio que han padecido los palestinos durante todos estos años y sentarse a hablar de paz, de seguridad y de cooperación entre palestinos e israelíes. Es hora de liberarse de la tutela teocrática de Irán, Hizbolá y sus aliados sirios. Ha llegado el momento de trabajar para la paz y no para el conflicto. Hay que dejar las maniobras políticas y los golpes de efecto en Naciones Unidas. El Estado palestino debe nacer de la negociación bilateral con Israel, del realismo y la responsabilidad, del espíritu de Oslo y de la voluntad de fijar fronteras estables y seguras.

    Ojalá esta vez el liderazgo palestino esté a la altura. Podrían empezar por reconocer el derecho del Estado judío a existir y comunicarle a su pueblo el deseo de terminar con la incitación, el odio y el conflicto con una paz real, justa y duradera mediante DOS Estados para DOS pueblos.

  25. pincho dice:

    querido Coco, leo con atención todas las intervenciones, y aunque quería quedar al margen, al no opinar me siento un poco cobarde. Mis opiniones pueden ser las de un ignorante, pero un ignorante inteligente, no las de un necio. Desde niño sin quererlo absorbí naturalmente como la leche los temas de política internacional, es un cosa heredada. Jamás fui inducido a pensar de una determinada manera, siempre advertido de no juzgar si no sé. Pero sí te aseguro montañas de información de diversas fuentes. No quiero pecar de soberbio ante tí, que estás en el meollo de la información, por lo menos en una arteria por donde ésta circula, sólo quiero que se valore un ejercicio constante por muchos años, como un hobbie, y el agregado que estuve ahí a principios de siglo, exactamente volví unos días antes de la segunda intifada.
    Allí hablé con mucha gente, israelíes todos, aunque árabes, “palestinos”, drusos, cristianos, turcos, gente de la calle y algunos artistas e intelectuales, como el director de la facultad de informática de la universidad de Tel Aviv. Este, por ejemplo, odiaba Jerusalem. La odiaba porque, decia, era una ciudad que se alimentaba de sangre, y que todos ahí estaban condenados a alimentar ese monstruo. Situado en su moderno piso de una avenida nueva, sufría su impotencia desesperadamente, refugiado en la filosofía y la matemática.
    Podría escribir un libro sobre todo lo que hablé, pero prefiero contar mi sensación final de todo ello. Una joven árabe hacía trabajo social, se metía en los barrios milenarios atendiendo a los niños, éstos se la pasan jugando a la pelota sobre las piedras milenarias, son privilegiados condenados. Ella hacía como de hermana mayor, y tenía una asociación que la respaldaba, una ong pero sin datos. No se tapaba la cara, sólo se cubría la cabeza con un manto azul. En el mercado un comerciante me dijo que él, árabe, se consideraba israelí, que toda su familia había vivido por generaciones en ese lugar, que él no se había ido nunca, que siempre trabajó en el mismo lugar, en la misma tienda. Me dijo exactamente lo mismo que me dijo el secretario en la embajada de Israel acá, antes de irme, pues quería conocerme.” Israel es una república democrática y constitucionalmente no discrimina a los ciudadanos”.
    Al llegar sentí esa vieja cosa de un país militarizado. Mucho más que acá en dictadura. Pero con la diferencia que no sólo las patrullas armadas de jóvenes militares de ambos sexos, sino que también andan armados con metralleta viejos de largas y grises barbas con sus capas y sus sandalias. En el mes que estuve recorriendo jamás ví o me enteré del menor conato de violencia.
    Parece que esta es verdaderamente explosiva y soterrada, como las minas. Ese mes todo Israel vivía como un país vivo, activo, con esperanza, con ganas. Todo Israel me refiero a la gente. Hacía unos pocos meses habían sufrido dos atentados: uno en una especie de shopping center y otro en un ómnibus. Pero las ferias y mercados y negocios igualmente no podían contener las multitudes de paseantes y gente comprando y vendiendo cosas maravillosas de Asia. Repletas las calles de puestos de comida exquisita, porque no se necesita más que el aceite de oliva y la diosa de los granos y las especias para sentir que estás igualmente en un paraíso. Será que se pelean por eso. Un paraíso entre tanto desierto y se pelean desde los comienzos escritos de la historia.
    Sumado el turismo y la tendencia occidentalizante, a la que se sabe, muchos árabes odian y se nota: andan como escabulléndose de todo, medio escondidos por la ropa, los turbantes, las barbas, los ojitos de aceituna en las caras inescrutables cuando se pueden ver traspasando una de las puertas de Jerusalem, a la que se me recomendó no atravesar.
    Cuento todo esto y espero que sirva de ilustración, es lo primero que me vino a la mente, para expresar que sin duda el ciudadano y los propios soldados detestan la guerra y anhelan la paz. Ví que es posible entonces la paz. Israel es un país moderno, expresa una civilización resultado también y en gran medida formada desde que tito quemó el templo, pero que viene de Abraham. Israel vuelve a la tierra desde donde partió.
    Es decir, Israel quiere decir la tierra.
    Sin embargo los descendientes de la egipcia Agar parecería que tienen un complejo de bastardía. Respetan a Abraham, pero lo aman?
    Los árabes y los persas y los sudaneses y los no se´cuantos países islámicos suponen un universo dividido y en permanentes y violentas luchas internas. Aunque consideran a Abraham como el padre, las batallas se dan por el Profeta, por su yerno y por el tío del yerno. Son sangrientas y fanáticas.
    Son intransigentes, fanáticos, creen y quieren imponer su verdad a los demás, aunque sea por la fuerza. Parece más bien un panorama de la Edad Media.
    No les gusta y odian al “occidental” que anda con el torso desnudo, fuma y bebe, y por D-os, las mujeres!
    Aquí tengo que agregar que los judíos ortodoxos son peores que los árabes en este sentido. Las mujeres se ponen pelucas pelirrojas y andan todos vestidos igual, y a la moda de Polonia del medioevo! Tampoco les gusta el israelí moderno, y no creen en la república de Israel. no son sionistas, son amigos de Amadinejhad, no pagan impuestos, no se consideran israelitas.
    Así de diverso es el ambiente.
    No se puede pensar en los “palestinos” sin tener presente el resto de la realidad, y cuanto más nos acordemos y asociemos más cerca de una verdad para todos estaremos.
    Pienso en la toma de los rehenes en Teherán, Carter, Arafat, Afganistán, la derrota y caída de la Unión Soviética, creo que se estuvo al borde de una gran podrida guerra en ese momento por la “causa palestina”. Carter sí que se mereció un premio.
    La unión soviética de Stalin, quizo “exportar” la “revolución” pero no como el compañero León Bronstein, precisamente. Como el reza phalevi, Nasser no quizo asistir a la debacle. Se mandó la mayor megalomanía moderna y cambió Egipto para mal y hasta que no la tiren abajo. Pobre Egipto! La paz le costó a EEUU, y él bien que nos las cobra, 3.000 millones por año para cada lado.
    Contemos que Nasser no quería a Arafat, y éste odiaba a Kadhafi. Que Egipto fué impulsado a una guerra por una idea nacionalista panárabe que utilizaba a los palestinos como carne de cañón, y al Líbano como carne de cañón, y al propio D-os como carne de cañón, y Siria, o los alauitas, montañeses misteriosos, que hoy masacran, como siempre se masacraron, a las otras etnias o clanes, de acuerdo a si son cristianos, chiitas o sunitas o drusos o largo etc.
    Y hay que hablar de D-os, ya que es en su nombre que por tantos siglos los humanos se siguen reventando entre sí, con el magnífico ejemplo de los cristianos occidentales, es decir, los bárbaros cristianizados. Los mismos que están tirando bombas sobre Trípoli y las tiraron sobre Bagdad.
    Mientras tanto Israel se convirtió en un país industrial armamentista, pero en la defensa, asunto en el que obviamente lleva la delantera y hasta los americanos aprenden del él. La defensa no es agresión. Israel también se creó con la sangre derramada, como nuestro país y todos los países. Se la dieron al que fuera si era necesario para ellos, a los ingleses, que al menos pudieron dar estabilidad a varios países arabes como Arabia Saudí y Jordania, a través de los negocios petroleros.
    No es casualidad que el terrorismo haya surgido desde las madrasas en Arabia, los mejores socios de Occidente, por cuyos negocios todos se hacen ricos. Las masas ignorantes que levantan las nuevas maravillas en Oriente se apelotonan a los bordes de ellas en la miseria que es una bomba de tiempo. Pero Alá es grande y su infinita sabiduría arreglará las cosas.
    El dios vengativo y justiciero que causa temor, que es el dios de los judíos y de los católicos y anglicanos y protestantes, aunque ellos digan que es amor, no se pronuncia. Por lo menos Occidente tiene claro aquello de que al César lo que es de César…
    La idea sionista fué aceptada a fines del ochocientos por Inglaterra y Francia, cuando Inglaterra y Francia se repartieron el borde oriental del Mediterráneo, tuvieron que cumplir – en el tire y afloje permanente- con su palabra, y los que quisieron construír una patria israelita se lanzaron a la aventura por un designio de la sangre, de los genes, y de la demostración histórica de su necesidad. Que esto coincida con lo escrito es un tema de sabios. A mi me merecen el mayor respeto. No Arafat: siempre me pareció un chancho salvaje, armado y asqueroso.
    Lamenté y lamento el asqueroso asesinato de Sadat. Otra prueba del modo en que se relacionan, aunque hay que decir que Sadat era un egipcio, no como Nasser, que era un árabe.

    Una cosa que aprendí es que la historia no se puede percibir como una línea de tiempo, que las líneas de tiempo y los hechos que se indican son una referencia, pero como material es insuficiente para hacerse una idea de la situación, que sosiegue la curiosidad y las preguntas.

    Creo que Israel quiere paz, por lo menos en Oriente, espero que sus fábricas no determinen la guerra en otros lares.
    Creo que tienen derecho, como cualquier persona en el mundo, de hacerse de un lugar en la tierra para vivir, trabajar y amar, aunque tenga que dejar la vida para ello.
    Creo que el asunto palestino fué utilizado por intereses de parte de la URSS en la guerra “fría” que continuaba.
    Creo que si el mundo árabe musulmán no reconoce a Israel como república, este país no tiene porqué reconocer otro árabe que no lo reconoce sino que quiere su desaparición.
    Los palestinos ya tienen transas históricas con Irán. Israel no puede aprobar lo dicho en la ONU por el presidente de la AP si éstos no se comprometen a reconocer el derecho de vivir del país. Irán es el punto. Komeini y toda la locura de su pensamiento no puede ser venerado por una sociedad actual. No puede. Menos si declara que no hubo Holocausto y proclama la desaparición de ese estado. Estoy de acuerdo con EEUU en vetar también, me resulta obvio.
    Mas apertura y menos prejuicios para todos, les desea,

  26. (aparecido el 5 de octubre en The New York Times)
    ¿Es Israel su propio enemigo?
    Nicholas D. Kristof

    Durante décadas los líderes palestinos parecieron a veces los peores enemigos de su propio pueblo. Los radicales palestinos se enfrentaron a Occidente, y cuando los militantes se dedicaron a secuestrar y lanzar cohetes, socavaron la causa palestina en todo el mundo. Fortalecieron a los colonos israelíes y a los partidarios de la línea dura, al tiempo que debilitaron a las “palomas”.

    Estos días el mundo parece haberse vuelto del revés. Ahora es Israel el que parece estar más en peligro a causa de sus líderes y su propuesta maximalista. El primer ministro Benjamin Netanyahu está dejando aislado a su país y, para ser franco, su línea dura en relación con los asentamientos se parece a una política de suicidio nacional.

    Nada es más corrosivo que el aumento de los asentamientos israelíes, porque erosiona la esperanza de un futuro acuerdo de paz. El último paso en falso del señor Netanyahu tuvo lugar después de que el gobierno de Obama se humillara a sí mismo ejerciendo una presión diplomática para bloquear la petición del reconocimiento de un Estado palestino en las Naciones Unidas. En un momento en el que el presidente Obama tenía algunas otras cosas de qué ocuparse —evitar una catástrofe económica global, por ejemplo— Estados Unidos dilapidó su buena voluntad al amenazar con vetar la solicitud palestina, con la que todos están a favor.

    Con esta pelea en curso en las Naciones Unidas, Israel anunció la semana pasada planes para construir 1.100 nuevas unidades habitacionales en la parte de Jerusalén que no estaba incluida en las fronteras anteriores a 1967. En lugar de mostrar algún reconocimiento al presidente Obama, Netanyahu le despreció.

    De acuerdo, preveo un torrente de respuestas furiosas. Me doy cuenta de que muchos insisten en que Jerusalén debe pertenecer enteramente a Israel en cualquier acuerdo de paz, de modo que los nuevos asentamientos allí no tienen importancia. Pero, si esa es vuestra posición, entonces pueden decirle adiós a cualquier acuerdo de paz. Cualquier negociador conoce el marco de un acuerdo de paz —fronteras de 1967 con canje de territorios, Jerusalén como capital de ambos Estados, palestino e israelí, derecho simbólico al retorno (de los refugiados)— y la insistencia en una Jerusalén totalmente israelí significa sencillamente que jamás habrá un acuerdo de paz.

    El ex presidente Bill Clinton dijo sin rodeos en setiembre que Netanyahu será el culpable del fracaso del proceso de paz en Medio Oriente. Un elemento de contexto que Clinton señaló correctamente: ha sido el cambio demográfico y político dentro de la sociedad israelí el que ha hecho más conservador al país cuando se tratan los temas fronterizos y territoriales.

    Desde luego que el señor Netanyahu está lejos de ser el único obstáculo para la paz. Los palestinos están divididos, con la Franja de Gaza controlada por Hamas. Y Hamas no solo reprime a su propio pueblo, sino que también actúa para destruir al movimiento a favor de la paz en Israel. Esto es lo más triste de Medio Oriente: partidarios de la línea dura como Hamas fortalecen a los partidarios de la línea dura como Netanyahu.

    Nos enfrentamos a un período peligroso en Medio Oriente. Muchos palestinos parecen sentir que el proceso de paz de Oslo ha quedado en la nada, y los israelíes parecen estar de acuerdo; dos tercios de ellos piensan, según un sondeo reciente publicado por el diario Yediot Aharonot, que jamás habrá una oportunidad para la paz con los palestinos.

    La mayor esperanza de los palestinos sería un gran movimiento de base de resistencia pacífica no violenta que apunte a los asentamientos ilegales en Cisjordania, encabezado por mujeres e inspirado en la tarea de Mahatma Gandhi y Martin Luther King Jr. Un número creciente de palestinos está asumiendo variantes de ese modelo, aunque a veces lo arruinan cuando incluyen dentro de la no violencia el recurso al lanzamiento de piedras y conceden el liderazgo a jóvenes exaltados.

    Las fuerzas de seguridad israelíes pueden controlar a los suicidas y a los lanzadores de misiles alimentados por Hezbolá. No estoy seguro de que puedan derrotar a mujeres que bloquean las rutas que conducen a los asentamientos ilegales y decididas a aguantar los gases lacrimógenos y los porrazos —con videos inmediatamente subidos a YouTube.

    Netanyahu también ha erosionado la seguridad de Israel al destruir los puentes con el amigo más importante de la región, Turquía. Ahora también existe el riesgo de choques navales entre Turquía e Israel en el Mediterráneo. Esta es una de las razones por las que hace pocos días el secretario de Defensa (estadounidense), Leon Panetta, regañó al gobierno israelí por aislarse diplomáticamente.

    Entonces, ¿hacia dónde nos encaminamos a partir de ahora? Si un acuerdo de paz no es inminente, y si Israel continúa la ocupación, entonces Israel debería otorgar el derecho al voto en las elecciones israelíes a todos los palestinos que viven en las áreas que controla. Si los judíos de Cisjordania pueden votar, también deberían poder hacerlo los palestinos allí.

    Eso es lo que significa la democracia: la gente tiene derecho a votar sobre el gobierno que controla sus vidas. Algunos de mis amigos israelíes pensarán que soy injusto y severo, y que aplico dos criterios diferentes al destacar los defectos de Israel y poner menos atención en los de otros países de la región. Está bien, me declaro culpable. Aplico criterios más severos para un aliado cercano de Estados Unidos como Israel, que es destinatario de un monto gigantesco de ayuda norteamericana.

    Los amigos no dejan que los amigos conduzcan borrachos —o que participen de una carrera diplomática que los desvía de la esperanza de la paz. Los líderes israelíes parecen hoy los peores enemigos de su país y recordárselo es un acto de amistad.

    • PINCHO dice:

      pensar que Obama podr’ia evitar una cat’astrofe mundial desautoriza todo el art’iculo. Con amigos as’i, para qu’e quiero enemigos!
      Cree que puede decir cualquier cosa porque se lo publica el NYT
      o el NYT est’a dejando publicar cualquier cosa!
      parecer’ia que ‘el tiene la clave para lograr la paz en medio oriente! socorro! esto no es argumento!!!!

    • PINCHO dice:

      adem’as muy mal lo que de los amigos no dejan que los amigos dejen conducir borrachos a los amigos. Es un tarado.

    • gedeon98 dice:

      El Sr Kristof deja ver claramente cual es su postura en este conflicto. Es desesperante ver cómo la razón es avasallada por la sinrazón y el abuso.

      La idealización del pueblo palestino es una falacia que ha salido de las ansias de ilusión que tiene la gente en general. Precisamente es el pueblo que mayor número de crímenes acumula en su haber contra el pueblo judía, tras el alemán. Sin embargo, el pueblo alemán ha demostrado en numerosas ocasiones su arrepentimiento por lo sucedido en los años de la tristísima Shoá.

      Lamentablemente este tipo de gentuza son los que tienen hoy en día voz y escenario en el teatro del conflicto en Oriente Medio.

      Y luego hay tarados descerebrados que van por ahí diciendo que el mundo lo controlan los judíos.

      Si de mí dependiese, muchos iban a conocer las dificultades del desempleo. Una cosa es mantener un criterio dispar al tuyo, una cosa es diferencias de opinión. Pero verter falsedades y manipular a la opinión pública para decantar su apoyo a una causa injusta, eso es imposible de asumir.

      Y uno de los criteros que debe ponerse sobre la mesa es la judeidad indiscutible de Jesusalen, y si vigencia eterna como capital histórica del Estado Judío. Jerusalén no se puede ni se debe negociar, aunque estos “intelectuales” nos la van a robar a mano armada.

      La explanada del Templo, el lugar más sagrado para el pueblo judío, fue vilmente robado para plantar en mitad del mismo una maldita mezquita, reflejo de la maldad, de la voluntad de hacer daño por encima de todo. Jamás han habido intenciones de llegar a un acuerdo de paz sincero y verdadero, e Israel, amante de esa paz, sí nque ha dado pasos firmes hacia ella, tan sólo pare recibir zancadillas, burlas y desprecios.

      El único camino que están dejando es el de la guerra.

  27. TERSITES dice:

    Mal vamos, tocayo, si nos limitamos a copiar y pegar!

    el problema de fondo no es ningun asentamiento pues esto es la consecuencia de aquel: la continua violencia y hostigamiento de los arabes contra ISrael.

    No en vano, la situacion de hostilidad se remonta mucho antes de la guerra de los seis dias iniciada por los arabes, cuando los autodenominados “palestinos” despreciaban las tierras de samaria y judea que ahora con tanto anhelo reclaman como irrenunciables

    Una pena tanta ceguera,sectarismo, xeno- y judeofobia jaleada hasta el esperpento por los sectores “progres”

  28. gedeon98 dice:

    Jorge, no merece la pena redundar más en lo ya redundado. Tu párrafo:

    “La historia milenaria no la conozco en profundidad. La del siglo XX indica que en el momento en que la ONU reconoce al Estado de Israel, el territorio del que hablamos estaba poblado por árabes.”

    Ese párrafo te desautoriza totalmente para tratar este asunto. No tienes absolutamente nada de formación que te permita mantener un debate coherente sobre el hecho indiscutible del derecho de Israel a su tierra.

    Fórmate correctamente antes de intentar sentar cátedra sobre un asunto que afecta a la paz mundial.

  29. Pincho, yo tampoco creo que Obama sea omnipotente y pueda salvar al mundo de todas las catástrofes habidas y por haber. Como se suele decir en estos casos, poner un link no significa que acuerde, hasta el último punto y la última coma, con lo que allí se dice. En cualquier caso, la referencia a la capacidad de Obama para evitar catástrofes aludía a la crisis económica, no al conflicto de Medio Oriente.

  30. Veo en muchos de los comentarios un fanatismo inmune a la argumentación. Pretender que lo ocurrido hace un par de milenios pueda ser una fuente de legitimidad superior a lo ocurrido antes de ayer deja en evidencia ese fanatismo. ¿Qué proponen para salir del atolladero? ¿Que Israel permanezca en Cisjordania con sus asentamientos ilegales, que Jerusalén sea la capital eterna y unificada de ese Estado? Eso equivale a la guerra santa. Y así lo dice a título expreso un comentarista.

    Es precisamente ese fanatismo el que impide incluso leer lo que he escrito: cualquiera que lea sin anteojeras religiosas o ideológicas lo que allí se dice comprobará que defiendo el derecho a la existencia del Estado de Israel y a vivir en seguridad con sus vecinos. Estoy a años luz de lo que propone el islamismo radical. Ahora bien, lo que creo (por si a alguno de mis airados críticos le interesa lo que pienso) es que esa seguridad y esa paz no se alcanzarán si el actual gobierno israelí se empeña en seguir por el camino actual.

    • Tersites dice:

      Fanatismo?

      Nadie mas alejado que yo de cualquier sentimiento religioso, aunque he de reconocer mi simpatia por el judaismo por el hecho de ser una religon basada en el no proselitismo y en el respeto y reconocimiento de valores basados en la bondad

      Nadie habla de fuentes de legalidad milenarias, pero es innegable el vinculo (milenario, sí, le pese a quien le pese) del pueblo judio con la tierra de Israel.

      Ningún otro pueblo puede decirlo

      A eso se le llama Historia, y son los vinculos historicos (entre otros) los que unen indisolublemente el pueblo judio con esa tierra.

      ¿Se es fanatico por pretender que Jerusalem sea la capital del estado de Israel? ¿Los españoles tenemos mas derechos, acaso, que los israelíes a decidir que nuestra capital es Madrid? ¿Pensar en Jerusalem que nos evoca: islam o judaismo? Seamos serios

      Jerusalén, como el resto, tuvo una importancia marginal para el islam solo acrecentada a raiz del sionismo. Por el contrario Jerusalem es el centro neuralgico, el epicentro del judaismo. ¿Debemos negar esta realidad? ¿Somos fanaticos por aceptar algo tan preclaro?.

      Para mi el fanatismo lo demuestra el que con sus actos jalea y respalda la continua agresión que desde hace decadas sufre el estado de Israel. Aquellas personas que sin dudarlo se ponen al lado de movimientos fanaticos, nazis, totalitarios como Hamas, la Yihad islamica, Hibula, o la poco creible organización OLP…poco creible como interlocutor pacifico y respetuoso que algunos intentar hacernos ver, pese a ser responsable y muñidor de tantas intifadas que tantas vidas han costado

      Los asentamientos, nos guste o no hay que aceptarlos, como hay que aceptar la pertenencia de Poznan a Polonia y no a Alemania, en tanto en cuanto todavía no hay un acuerdo de paz firmado entre el legitimo estado de Israel y la ficcion nacionalista que conocemos como “Palestina”.

      Pues es del todo conocido que estamos ante las consecuencias de varias guerras de exterminio empezadas por el bando arabe, que confiando en su innegable ventaja militar, pensaba “echar a los judios al mar”. Posiblemente, pese a que algunos no quieran verlo y pretendar restar validez a esta argumentación, no encontremos un estado en la historia moderna que haya sido agredido tantas veces y en tan variadas formas (guerras, terrorismo, boicot economico, acoso diplomatico y politico, etc, etc,…) como el estado de Israel. No siendo, pues el unico argumento (el derecho a la seguridad del estaod hebreo) si es una razon de peso, muchisimo peso, para defenderla.

      Desde luego tiene mas peso que pretender una patria por aquellos que en 60 años primero han sido sirios, luego jordanos posteriormente “palestinos” , rechazando tierras en 1948, o renunciando en 1964 (cuando ansiaban una limpieza etnica de Israel) a los territorios que ahora, lastimeramente, exigen, y que para conseguir ese artificio ideologico, basado unicamente (no en un nacionalismo real de un pueblo concreto) en la destrucción del vecino,

      Tal es la validez del pensamiento (eufemismo) politico “palestino”

      No puede haber paz, ni la habra, hasta que los palestinos…asuman sus muchas responsabilidades y vean lo nefasto que ha sido su actitud en los ultimos años y que tantas vidas nos ha costado

      Una pena, pero asi es…

      ¡Y asi se lo hemos contado!

    • gedeon98 dice:

      ¿Seguro que estás a años luz del islamismo radical? ¿Seguro que muestras un razonamiento equidistante de ambas partes? Vamos, no me hagas reir…

      El pueblo judío ha sido el primero de los pueblos maltratado por un imperialismo. Luchó por su libertad hasta las últimas consecuencias, hasta la autoinmolación en Massada ante la inevitabilidad de la esclavitud y maltrato por parte del invasor romano.

      Ese inmenso sacrificio no fue en vano… el pueblo judío siempre ha sabido que su lugar estaba en Israel, y jamás han dejado de haber judíos allí, con todas las masacres y atrocidades que tus amigos islamistas cometían contra un pueblo pacífico que sólo deseaba vivir en paz con su trabajo y su oración a D-os.

      Israel no pretente la exclusión ni la exclusión social del pueblo àrabe. De hecho aquellos árabes civilizados y que obtienen su sustento de su trabajo no quieren ni oir hablar de vivir en Gaza. Aunque te pese la sociedad israelí es democrática, avanzada y culta. Y sabe aglutinar a las gentes de bien sin importar religión, sexo o raza.

      Es tu gente, los que están en tu corazón, aquellos que se hacen estallar en restaurantes llenos de gente inocente, jóvenes adolescentes y niños, esos son los que no quieren que el progreso triunfe. Porque quieren dominarlo todo, arrasarlo todo en nombre de su islam y uniformizar todo el Oriente medio bajo el símbolo de la media luna.

      No somos ciegos, no tenemos anteojeras religiosas y fanatismo ciego. Pero conocermos una verdad que es más noble y más pura que la que tú postulas. Tú postulas la barbarie, el antisemitismo, echar a los judíos al mar y degollar a los que queden. Porque postulas el derecho del “pueblo palestino” a un territorio que no le pertenece.

      La barbarie jamás triunfa para siempre, y al final la Verdad sale a la luz. Y en 1948 salió nuevamente a la luz el hermoso Eretz Israel, la tierra de leche y de miel donde cualquier persona de buena alma, judío, cristiano o árabe, podrá encontrar descanso y reposo. Pero, por favor… el cristianismo se concretó a mediados del siglo III, el Islam lo hizo a partir del siglo VII, y el judaismo ya andaba por el mundo hace más de tres mil años… Israel es, sencillamente, la cuna, la tierra, el alma, del pueblo judío.

      Lo quieras o no lo quieras.

      Y lo que sucedió hace dos mil años sí que tiene mucha importancia. Sencillamente estás negando la Historia. Y eso es el peor crimen que la inteligencia puede cometer.

  31. Estás desvariando y tus acusaciones infundadas desnudan tus pobres ideas mejor que cualquier cosa que yo pueda agregar. A la larga o a la corta, siempre terminamos en la mismo: quienes impugnamos el extremismo de Netanyahu somos sistemáticamente acusados de antisemitismo.

  32. gedeon98 dice:

    Ya has finiquitado la discusión, parece. Sin argumentos ni explicaciones que sirvan para reforzar tus tesis.

    Eso sucede cuando lo que se defiende es falto de verdad, carente de sinceridad. Cae por su propio peso. Y entonces la única vía es la denostación personal del interlocutor.

    Ni estoy desvariando, ni son acusaciones infundadas. No puedes decir que lo único que aceptas es desde 1948 en adelante. Eso es negar la realidad histórica de un pueblo existente en favor de uno inexistente y fruto del artificio, del engaño y de la mentira.

    No desvarío. Sencillamente no me callo. Y razono.

    Tengo ganas de que cambiéis el discurso progre y dejéis de apoyar incondicionalmente a esa panda de asesinos que son la mayoría de los palestinos. En ningún país árabe los quieren. Jordania ya los expulsó en los 70. Siria, hace dos meses los iba cazando como a ratas. Líbano, es un país perdido para la Historia, dominado por esa mafia armada palestina.

    Pero claro, para vosotros son unos pobrecitos oprimidos.

    Mira la “buena voluntad” demostrada después de aceptar cambiar a Gilad por 1000 asesinos… la burla y el escarnio. Y pronto más muertes.

  33. TLB dice:

    Tersites y Gedeon son fanáticos. Es así.

    Siempre pasa lo mismo, se habla dos mil, 50 o diez años. La realidad en 2011 es que hay una ocupación MILITAR (no civil) de una potencia regional en un territorio que no le corresponde (según la ley internacional). Punto. Eso debe terminar porque es ilegal y está MAL, punto. Lo que está mal, está MAL.

    Israel es cada vez más inseguro cuando persigue la “seguridad”, acaso no se dan cuenta? A qué teme?, tiene el cuarto o quinto ejército del mundo y un arsenal nuclear. Me pueden explicar qué riesgo implica un Estado palestino? Déjense de joder.

    Y además, no se da cuenta Israel que si no firma la paz ahora va camino a un país único con mayoría de palestinos? Que dentro de 40 o 50 años va a tener un primer ministro árabe-israelí? Quieren eso? Nadie se imaginaba un presidente negro en Sudáfrica o EEUU, y? qué pasó? Netanyahu y el loco de su canciller no entienden eso?

    Israel hizo lo que haría cualquiera, conseguir la mayor cantidad de territorio posible en un ambiente hostil. Está bien, se entiende, pero ya está, ya basta. No hay más piola. Por no darse cuenta de eso se han convertido en victimarios y eso no se lo merecen los judíos de todo el mundo.

    NO entiendo la postura de Obama. Su discurso en la ONU fue patético. Va contra los intereses de EEUU y de la paz mundial. Lamentable. Digo paz mundial porque el conflicto en Medio Oriente parece ser el nudo gordiano, si se arregla con justicia, se arregla todo lo demás.

    PD: a riesgo de caer otra vez en la historia, la que amo, pero no resuelve las cosas del hoy, las puede explicar nada más: Condenando y rechazando el terrorismo palestino contra civiles sin medias tintas, recuerden que Menahem Begin y otros encajarían perfecto en la actual descripción de terrorista por sus andanzas en 1948 y antes.

    Saludos, PAZ!

  34. gedeon98 dice:

    TLB… no puedo creer que en un sólo párrafo puedan darse tantas burradas como las que has vertido en el primero tuyo.

    Sencillamente tiras por tierra todo aquello que tiene sentido en esta discusión. El equilibrio de Tersites y de mí a la hora de plantear una realidad histórica y actual, y la realidad que se vive en Oriente Medio debido a ese fanatismo irracional de tus amigos palestinos.

    No vale eso de PUNTO. No vale porque es incierto lo que dices. Si Israel mantuviese una ocupación militar de agresión, hace decenios que hubiese masacrado a esas ratas árabes. La ocupación que hace, de los territorios que le pertenecen a todos los efectos (legales e históricos) es puramente defensiva.

    ¿A qué ley internacional te refieres cuando hablas de la misma? Perdona que te explique que existe una ley natural y indiscutible, que es la ley de lucha por un territorio. Si un territorio es disputado y se llega a una guerra por el mismo, quien gana esa guerra pasa a ser su dueño absoluto. Sobre todo, y además, si ya lo era. Derecho de conquista, se llama eso. Y no está regulado más que por la convención inernacional.

    israel aceptó en el 48 un sacrificio, que fue la partición de su tierra con gentes que la habían ido ocupando. Gentes que no hubiesen tenido absolutamente ningún problema de seguir viviendo en ella. Gentes que podrían haber seguido con sus vidas, como siguieron aquellos que inteligentemente no siguieron los borreguiles alaridos de sus líderes irresponsables.

    Antes de nada, infórmate sobre la realidad de la vida de aquellos palestinos que sí que están integrados en la sociedad israelí, y verás cómo gozan de los mismos derechos que un judío israelí, por muy ortodoxo que sea. Israel QUIERE LA PAZ. Aunque algunos cretinos os empeñéis en decir lo contrario (lo de cretino, por lo de fanático, en paz estamos).

    Como decía, Israel aceptó esa traumática solución para poder dar cobijo a aquellos que habían sobrevivido a ese Holocausto causado por los nazis, a quienes tus amigos palestinos apoyaron sin reservas. Necesitaba su casa para poder iniciar por fin una vida con seguridad.

    Pero habiendo aceptado Israel ceder la mitad de su territorio ¿Con qué se encontró? Con todos los paises árabes que se le enfrentaron en una cruel y cobarde guerra. Pero, como gato panza arriba, Israel se defendió y venció, sencillamente porque en ello le iba su existencia.

    ¿Qué querían tus amigos? Degollar a todos los judíos y echarlos al mar. Muy pacíficos han sido desde el principio. Menudos amiguitos tienes, y menudos son aquellos a quienes tú defiendes.

    ¿Cesaron en su acoso a Israel? Nooooo… tuvo que producirse además una Guerra de los Seis Días, y además, con toda la maldad que supuso, la traidora guerra del Yom Kippur. Para que te enteres, la traición de atacar a Israel en el día del Yom Kippur es como si en un campo de batalla, en la noche de Navidad cuando todos están pensando en sus familias y más de uno llorándola, un malnacido inicase un ataque brutal contra ellos. Es INDIGNO, COBARDE, VIL Y MALVADO. Pues eso hicieron tus amigos. Y nuevamente Israel les dió de leches hasta en el carnet de identidad, pero a costa de perder 2500 vidas debido a la cobardía de atacar en ese momento.

    Hay cosas que no se deben hacer… asesinar a un emisario de paz, matar a un hijo propio, atacar en una fecha como Navidad en los paises cristianos y atacar en el día del Yom Kippur a los judíos. Incluso en la guerra hay reglas mínimas de humanidad que hay que respetar.

    Por todas estas guerras habidas y vencidas, Israel tiene derecho a su territorio, en el que pueden convivir todas aquellas personas de buena voluntad que así lo deseen.

    Clamásteis al cielo cuando se vio obligado a levantar el muro de separación con Gaza… ¿Y qué decís ahora, que se ha demostrado que ha servido para reducir al mínimo los atentados criminales? Calláis como cobardes porque se ha confirmado que el terror provenía directamente de Gaza. Ahora que no pueden saltar el muro, lanzan misiles.

    Son asesinos. Y aquellos que les apoyáis no sois mejores que ellos.

    Me has llamado fanático. Me lo has llamado porque no abandono la defensa de una parte que se ve permanentemente sometida a los golpes cobardes de otra que no tiene legitimación de ningún tipo. Jamás ha habido una estructura política que pueda haber sido llamada Palestina, salvo la teatral creación de los ocupantes británicos. Ese territorio arrancado al pueblo judío, de cuyo gobierno sobre el mismo queda constancia documental y física, estuvo repartido entre Siria y Jordania. Pero Israel ha vuelto a tomar posesión de su tierra. Y a Jordania hay que quitar lo que nos pertenece, y a Siria otro tanto de lo mismo. Los árabes que tomaron las casas y campos vacíos por el asesinato de sus habitantes, que sigan viviendo en paz en ellas, salvo que aparezcan sus legítimos dueños, en cuyo caso hay que buscar una solución equitativa.

    Pero no… tus amigos, y tú con ellos, perseguís la deslegitimación de la única parte legitimada en todo este lío creado por los árabes.

    No sois limpios ni en la guerra ni en la dialéctica.

  35. gedeon98 dice:

    Por si acaso os interesara formaros un poco, aquí tenéis un artículo excelente de una persona inteligente pero anónima en el que salen a relucir muchas cosas que han condicionado el actual estado de la opinión pùblica:

    http://cud.unizar.es/docum/7-%20Comunicacion%20Mar%20Garcia%20Cases.pdf

    No sólo de artículos sesgados y tendenciosos estilo Vargas Llosa hay que alimentar la materia gris… un poquito de verdad y de análisis riguroso nunca viene mal, es el poquitín de wisky de los domingos tras la comida

  36. Tersites dice:

    Excelente respuesta Gedeon, como siempre

    El unico discurso fanatico que se pueda leer en esta discusión es aquel que predicando desde la ignorancia pretende sentar catedra desde posiciones tajantes e inamovible

    Como dije anteriormente israel cumple la resolucion internacional acatando la resolucion 242 que lo UNICO que indicaba era que israel debia retirarse de territorios ocupados.

    Esto ya lo ha hecho Israel

    Tambien dicha resolucion indicaba la necesidad de tener fronteras seguras, algo que Israel nunca ha tenido, lo cual indica que quien viola la legalidad internacional es el bando arabe, con los autodenominados palestinos a la cabeza, responsables de varias guerras de agresión desde entonces además de la violencia terrorista

    O dicho de otra forma: Israel se ha retirado de amplios territorios que le proporcionaban seguridad y a cambio …¿Qué ha obtenido? Mas violencia, pues el bando arabe entiende estos gestos como debilidad y no tiene intencion verdadera de alcanzar un acuerdo justo, duradero y sincero con el estado de Israel, pues tienen el mismo convencimiento que el tarugo que con tanta facilidad nos tacha de fanaticos al creer que el tiempo les dara una victoria demografica.

    No se pueden considerar a esos territorios como “ocupados” bajo la ley internacional, ya que Israel no los “ocupó” de otra nación soberana. Son más bien “territorios disputados” sobre los cuales hay reclamos que exigen que su futuro sea determinado por negociaciones, asi pues no hay ninguna violación de la lee internacional, menos aun si consideramos que las sempiternas condenas de la asamblea general merced al lobby islamicio, no son vinculantes ni crean jurisprudencia en el ámbito legal internacional

    Ni siquiera tienen validez moral por el uso partidista de esa institución

    ¿Cuándo alguien pregunta ingenuamente que que riesgo entraña un estado palestino solo puede inferirse que estamos ante un ignorante o un malintencionado. Pues ciertamente la creacion de un estado palestino no deberia ocasionar ningun riesgo, pero el caso es que varias guerras de exterminio iniciadas por los autodenominados palestinos y su perenne uso de la violencia indican lo contrario

    Eso es lo que no quereis ver.

    En cuanto a las referencias sobre el nexo milenario de y pese a que la persona que se define como amante de la Historia (con mayuscula) y que curiosamente rechaza los vinculos hitoricos me tache de fanatico no esta de mas profundizar ren las miasmas de esa Historia que el mismo rechaza. Pues La Tierra de Israel –el lugar histórico de nacimiento de los judíos, la tierra prometida a Abraham, el sitio del Templo sagrado y el Reino de David- ha sido el centro de la vida religiosa judía desde el exilio judío hace dos mil años, y está integrado en la plegaria, el ritual, la literatura y la cultura judía.
    Un reducido número de judíos vivieron de forma continua en la Tierra de Israel luego del exilio en el año 70, bajo gobernantes bizantinos, musulmanes y cruzados. En la época de la conquista otomana en 1517, había judíos viviendo en Jerusalén, Nablus, Hebrón, Safad y en poblados de Galilea. Cientos de judíos hasídicos inmigraron en 1770 desde Europa Oriental. Muchos judíos piadosos abandonaron Europa Oriental a finales del siglo XVIII y principios del XIX con el fin de orar y morir en las cuatro ciudades sagradas de Tierra Santa: Jerusalén, Safed, Tiberias y Hebrón.
    En la ciudad de Jerusalén han habitado judíos en forma continua desde los tiempos del Rey David (excepto en los periodos en los que se les prohibió vivir en la ciudad) y, en 1844, los judíos eran la comunidad religiosa más grande en Jerusalén. Para 1856, la población judía en Palestina era superior a 17,000. La inmigración judía organizada comenzó en 1880 con el surgimiento del moderno movimiento sionista. El número de árabes palestinos que vivían en el área cuando los judíos comenzaron a llegar en masa a finales del siglo XIX sigue siendo tema de discusión entre los historiadores.
    Los primeros pioneros sionistas vieron a la población árabe como un grupo pequeño, apolítico y sin un elemento nacionalista y, por ello, creyeron que no se darían fricciones entre las dos comunidades. También pensaron que el desarrollo del país beneficiaría a ambas comunidades y, de esa manera, se asegurarían el apoyo y la cooperación de los árabes. De hecho, muchos árabes migraron a Palestina atraídos por las nuevas oportunidades de empleo, salarios más altos y mejores condiciones de vida posibilitados por un crecimiento económico estimulado por la inmigración judía.

    En cuanto a Jerusalén, y vistas las ampollas que levanta aclaro que Jerusalén es la ciudad más sagrada del judaísmo y también es sagrada para el Cristianismo y el Islam.
    Los judíos están inextricablemente unidos a Jerusalén; ninguna otra ciudad ha tenido un papel tan dominante en la historia, política, cultura, religión, vida nacional y conciencia de su gente como lo ha hecho Jerusalén en la vida de los judíos y el Judaísmo. Desde cuando el Rey David estableció la ciudad como capital del estado judío (hacia 1000 A.c.), ha servido como el símbolo y la más profunda expresión de la identidad de los judíos como nación.
    Desde el exilio, Jerusalén ha personificado el anhelo judío del retorno a Sión. En sus plegarias diarias, los judíos rezan en dirección a Jerusalén, e incluyen oraciones por Jerusalén. Las mesas del Seder de Pascua resuenan con el refrán “El próximo año en Jerusalén”. Con la corta excepción del periodo de las Cruzadas, ningún otro estado o comunidad ha hecho de Jerusalén su capital.
    Desde los tiempos del Rey David, los judíos han estado continuamente presentes en Jerusalén, excepto durante breves periodos en que les fue prohibido vivir en la ciudad por gobernantes extranjeros. Los judíos han constituido la mayoría de la población de la ciudad desde 1880 y, hoy en día, representan más de dos terceras partes de la población total. Jerusalén es un centro espiritual e histórico de importancia para la Cristiandad. Jerusalén es el centro de los eventos del Nuevo Testamento. Según la tradición, muchos eventos de la infancia y vida adulta de Jesús tuvieron lugar en Jerusalén, y fue allí donde lo juzgaron, crucificaron y resucitó. Jerusalén adquirió aún más significado para la Cristiandad cuando la reina Helena, madre de Constantino (el emperador romano que se convirtió al cristianismo), designó los Lugares Sagrados en Jerusalén asociados con los últimos días de la vida de Jesús. Las grandiosas iglesias construidas en esos lugares continúan atrayendo multitudes de peregrinos, y están rodeadas por monasterios, conventos, hospicios, iglesias y capillas cristianas

    La única vez en que Jerusalén ha estado dividida fue entre 1948 y 1967, cuando las líneas de armisticio trazadas entre el ejercito del nuevo Estado de Israel y los ejércitos invasores árabes dividieron la ciudad en dos sectores, con Jordania ocupando y anexándose el sector oriental, incluida la Ciudad Antigua, e Israel ocupando la parte occidental y sur de la ciudad. Alambre de púas marcaba la división. Violando el Acuerdo de Armisticio, los jordanos negaron a los judíos la entrada y el derecho a venerar en sus lugares sagrados, incluido el Muro Occidental. Las 58 sinagogas del sector judío fueron sistemáticamente destruidas y vandalizadas, y los cementerios judíos fueron profanados.
    Jerusalén fue reunificada bajo la soberanía de Israel como resultado de la Guerra árabe-israelí de 1967. Inmediatamente después, Israel aprobó la “Ley de Protección de los Lugares Sagrados” que garantiza la santidad de todos los lugares sagrados y condena tanto su profanación como denegar el libre acceso a ellos. Bajo el mando de Israel, los cristianos y musulmanes administran sus respectivas instituciones y lugares sagrados, y tienen acceso al sistema judicial democrático de Israel para presentar cualquier queja sobre violación de dichos derechos

    Pero hay una cosa, amigo Gedeon, que el dueño de esta casa tiene razon, y es cuando afirma que con Netanyahu no se alcanzara la paz. Ni con Peres, ni con Rabin, ni con Gandhi ni con la madre Teresa de Calcuta, en tanto en cuanto hay un bando que no quiere la paz ni asume sus responsabilidades en la guerra: el palestino

  37. Tersites dice:

    correccion:

    “….Jerusalén es la ciudad más sagrada del judaísmo y también es, de forma mas secundaria,sagrada para el Cristianismo y el islam.”

    ¡que vidilla le hemos “dao” al blog del yordi!!

    Si nos tenian que pagar y toó, je, je,

  38. gedeon98 dice:

    Mi buen amigo Tersites… yo apelo al entendimiento, y apelo a la buena voluntad. Muchas personas que se rasgan las vestiduras a favor del pueblo palestinos no son malas personas. Yo crecí en un hogar en el que mi padre, mi propio padre, lanzaba unos exabruptos terribles contra los soldados israelíes cuando aparecían en televisión… ¿Y era mala persona mi padre? ¡No…! Tenía sus defectos, y muchos. Pero era noble de alma y de corazón. Y me enseñó muchas cosas hermosas que disculpan los graves defectos que tuvo.

    Como mi padre, muchas personas de noble alma fueron engañados por la manipulación árabe. Se hablaba de ejecuciones de miles de prisioneros árabes en zonas de acceso restringido, se hablaba de fosas donde se habían enterrado a miles de soldados egipcios tras masacrarlos al más puro estilo nazi.

    Y todo eso era mentira. Pero entremezclado con esa falacia de que España es medio árabe, y con el exotismo de esa cultura, pues aquí comenzaron a tener sus acólitos. Y la tergiversación y manipulación de los medios de comunicación… dolorosamente contra el Estado de Israel.

    Hasta Fidel Castro ha tenido que meter baza en todo este lío llamando la atención a Ahmadineyad para que cese en su empeño en negar el Holocausto.

    Es todo una inmensa manipulación social, amigo mío. Y yo escribo estas palabras aquí, y no en correo aparte, para que tanto Jorge como otras personas de buena alma pero de convicciones manipuladas por desalmados, hagan una retrocesión y piensen por ellos mismos. Israel no es perfecto, por supuesto que no. Pero quiere, queremos, caminar hacia esa perfección. Sólo queremos que haya paz para poder rebajar los gastos en defensa y destinarlos a mejoras sociales que tanta falta hacen.

    Amigo Tersites… nosotros somos como los afrancesados en la Guerra de la Independencia contra “el francés”… personas nobles y cultas que veían con claridad que Napòleón había entrado en España no para atacar y masacrar a este pueblo nuestro, sino para exportarnos su gloriosa y bendita revolución, para liberar a España de la mediocridad y de la suciedad de los Borbones.. Y este pueblo, tan ignorante como noble y bueno, luchó contra lo que a él le convenía para devolver al poder a un malnacido que mientras los patriotas caían ante los soldados franceses, hermanos suyos, ese maldito Borbón felicitaba a Napoleón por sus victorias militares en España.

    Tras ese funesto acto de restitución de la corona a un indigno, este inició la más tremenda carnicería contra su propio pueblo. Y de su caprichosa decisión de dar la corona a su hija Isabel, nos metió en tres guerras carlistas y, de regalo, la civil, cuyas raices están en esas anteriores. Todo, para que esa Isabel II recorriese toda Europa ofreciendo su sexo a todo aquel que le resultase bonito. Una vergüenza.

    Pero todo eso lo sabemos ahora, es al cabo de casi doscientos años que la verdad ha salido a la luz y que la gente se ha dado cuenta de cual es la verdad.

    ¿Tardará también doscientos años el mundo en darse cuenta de que están apoyando a la maldad…?

    Quiera nuestro buen Ha Shem que no, quiera que nos de Luz suficiente y Verbo adecuado para convencer a las personas de que Israel no es perfecto, pero no es la parte mala en todo este conflicto.

    ¿Cuantas personas de buena voluntad y hermoso corazón deben caer aún en el nombre de la sinrazón…?

  39. Dolores dice:

    Ingreso tarde a esta pseudopolémica. Leo el post de Jorge Barreiro, un post sensato, razonable, discutible, por supuesto, pero argumentado y sensato, hasta moderado diría. En ningún momento dice que Israel no tenga derecho a existir. Incluso afirma que la seguridad de Israel no se conseguirá por el camino actual seguido por sus líderes. ¿Y qué obtiene por respuesta el autor del post? Además de agresiones del tipo “bellaco” y otras, la de un energúmeno que le dice “¿Seguro que estás a años luz del islamismo radical? Vamos, no me hagas reír” y que “es tu gente, los que están en tu corazón, aquellos que se hacen estallar en restaurantes llenos de gente inocente, jóvenes adolescentes y niños, esos son los que no quieren que el progreso triunfe. Porque quieren dominarlo todo, arrasarlo todo en nombre de su islam y uniformizar todo el Oriente Medio bajo el símbolo de la media luna”. Y para que no queden dudas, agrega “Tú postulas la barbarie, el antisemitismo, echar a los judíos al mar y degollar a los que queden (¡!!). Porque postulas el derecho del “pueblo palestino” a un territorio que no le pertenece”. Bravo! Bravo! Muy buena refutación. Sois unos fanáticos brutales. No veo en ninguna parte del escrito nada de lo que le atribuís a su autor. Y ese mismo señor es el que unos comentarios má abajo dice que apela al “entendimiento” y “la buena voluntad” ¡!!!
    Esto me lleva a confirmar una sospecha de larga data: lo que les gustaría a los defensores de la política israelí es que todos los críticos del salvaje Netanyahu fueran islamistas extremistas afines a Ahmadineyad. Pues lo lamento mucho señores, no lograréis confundir a nadie: SOMOS MUCHOS LOS CRITICOS DE LA BRUTALIDAD DE VUESTRO GOBIERNO QUE NO TENEMOS LA MENOR AFINIDAD NI SIMPATIA POR HAMAS O HEZBOLA. Pero eso es lo que no os gusta. Todo se simplifica para vosotros si los UNICOS críticos que tuviera Israel fueron los islamistas. Pero lamento anunciaros que NO ES ASI. Y como no es así, entonces os inventáis el parentesco entre posturas democráticas y apegadas a derecho, como la de este post y el terrorismo islámico. La tragedia de Medio Oriente es que Netanyahu y Hamas se justifican mutuamente. Si no existieran, el otro se lo inventaría.

  40. gedeon98 dice:

    Dolores, si tu criterio tiene las mismas bases de razonamiento que las que has utilizado aquí, por supuesto que entiendo lo que dices.

    Para tu información te diré que yo no he llamado bellaco a Jorge, sino que le he dicho que “miente como un bellaco”, una expresión muy al uso en España, no sé si en Sudamérica, que sospecho que es donde vives o te educaste, se emplea esta expresión.

    Y sí, cuando lo dije fue porque era verdad, lo que había dicho no era cierto.

    Me criticas que tras la explosión dialéctica que hemos tenido me repliegue y busque posturas de concordia y de entendimiento… bien, si te duele que intente actuar con correctos planteamientos, me lo dices y le envío un paquete bomba a Jorge ¿Sería eso más correcto para que tus ideas cuadrasen más con todo esto?

    Para tu información te diré que tus malvados israelíes que necesitan un enemigo han soltado a 1027 asesinos a la calle para liberar a un chico inocente. Sintiéndolo mucho, yo no habría cedido a ese chantaje, porque ahora muchas personas van a morir a manos de esos asesinos.

    Para tu información te diré que uno de esos asesinos que van a salir hace cinco años enseñaba por una ventana sus manos ensangrentadas, a modo de victoria, tras linchar a dos soldados israelíes en una comisaría que tomaron. En el juicio las imágenes fueron espeluznantes, los habían destripado aún vivos. Y ese niño, ese asesino, sale en el paquete de 1027 liberados. Y otros muchos como él.

    Para tu informació te diré que aún quedan dos soldados más en poder de los palestinos, los cuales no han tenido la decencia ni la grandeza de “meterlos en el paquete”, y hacer 1027 a cambio de tres.

    Hubiese sido “tot un detall, tot un síntoma d’urbanitat”, pero aon sols n’ya merda, sols es puc sacar merda”.

    Las cosas han cambiado mucho. Los “progres” ya no son tan progres, la edad derechiza a todo el mundo. Pero de derechizarse a apoyar a unas tribus salvajes vestidas de Armani (porque en Gaza sólo pasan hambre cuatro atontados) en contra de la unica democracia en todo Oriente Medio, hay un abismo.

    Para tu información, finalmente, te diré que todos esos terroristas que estaban encarcelados en Israel, sus familias recibían una paga de 3.600$ ($ USA) cada mes, en concepto de salario… ¿Sabes de dónde salía ese dinero? Adivina, no lo tienes complicado… ¿Sabes cuantos sueldos se pagan aquí en España con esa cantidad? Casi dos, bien pagados.

    De la misma manera que nadie es profeta en su tierra y que la mayoría anula voluntades, aquí quedamos cuatro desgraciaos apoyando a un pueblo que sólo desea la pa, y cuya última muestra que yo jamás hubiese hecho ha sido dejar libres a mil asesinos a cambio de la estabilidad de su sociedad, que estaba siendo desestabilizada por gente que como aquí en España se cree que todo el monte es orégano y que se pueden cometer errores sin que pasen factura.

    Si tenéis vergüenza, seguid las noticias en Israel, a ver cuanto tardan en volver a asesinar esos “pobrecitos luchadores” que van a ser excarcelados injustamente.

    • Dolores dice:

      Tu respuesta confirma todo lo que escribí en mi intervención anterior: a lo único que apelas es al “terrorismo palestino”. Parecería que los palestinos son TODOS terroristas. Es de lo único que puedes valerte. No hay un solo argumento que escape a ese estribillo. ¿Derecho internacional? ¿Naciones Unidas? Pamplinas. ¿Cómo superar el conflicto? Aplastando a las “ratas” palestinas. Parecería que la legítima aspiración a la seguridad de Israel sólo se puede conseguir por el camino actual. ¡Notable perspectiva!

  41. TERSITES dice:

    “Si vas por Calatayud pregunta por la Dolores…”

    (Lease entonando el consabido estribillo que fustiga sin piedad a todas las Dolores del orbe generacion tras generacion)

    Bueno, abandonemos el rico folclore hispano para contestar, educada y galantemente, a nuestra interlocutora que con tanta hiel escribe sugiriendole que lo haga con la dulzura que cabria suponer a su genero femenino

    Pues bien es cierto que la comparación entre el sr. Netanyahu y Hamas no deja de ser una infamia para el primero, igual al falaz y criminal simil que algunos pretender entre Gaza y Auswitch (ahora mismo me viene a la cabeza aquel afamado escritor luso, nobel por mas señas, y que al igual que la dulce Lola escribia con hiel…y odio, el sr. Saramago)

    Me causa cierta perplejidad por tu critica a los calificativos recibidos por el autor del post, pero que calles cuando se nos acusa de fanaticos, tu misma caes en ese mismo fallo, pese a que hemos sido bastante moderado.

    A mi entender, dicho con respeto, este articulo no es sensato ni razonable, es sesgado e incompleto, y creo que tengo todo el derecho del mundo a expresarlo. Simplemente me he limitado a escribir, mejor dicho, a corregir, ciertos errores que he visto: por ejemplo la responsabilidad en la guerra de los seis dias, o la falta de autocritica de los responsables arabes

    En cuanto a los que defendemos al estado de Israel, no te das cuentas que dentro de nosotros hay muchas tendencias e ideologías (es lo malo de los prejuicios) , algunos defienden a Bibi otros lo defenestran (yo el primero). Pero si te voy a aclarar una cosa sobre nosotros: lo que nos gustaria es que fuerais ecuánimes y justos a la hora de enjuiciar a todo un pais. Lo que haceis no es justo ni correcto.

    Piensa en ello

    Humildemente Tersites (un no fanatico

  42. TERSITES dice:

    “Cantando la Lola se va por los mares,
    se va por los mares…”

    Lease entonando el estribillo de la Lola se va a los puertos.

    “Pareceria que los palestinos son TODOS terroristas”

    Si consideramos que las opciones mas respaldadas por la voluntad popular son por este orden: la organizacion terrorista Hamas (mayoria absoluta), la organizacion terrorista Al Fatah (1º partido de la oposicion ) y la organizacion terrorista Yihad islamica (segundo “partido” de la oposición) se podria inferir que en efecto una gran parte de la sociedad palestina, gracias, en parte, al entusiasta respaldo que la boboprogresia internacional les concede, efectivamente esta subyugada por el terrorismo.

    Lo cual por otra parte no es de extrañar dado que desde años, por los mismos poderes facticos palestinos se adoctrina a su población en el odio al judio, creando con ello una socieda enferma de miedo y odio, lo que por otra parte les viene muy bien a los hirsutos muchachos de Hamas y las burocrataterroristas de la OLP para seguir manteniendo sus poltronas, aunque sea a costa de tantas victimas humanas cuya muerte ellos propician con las encendidas soflamas de tanto “buenista” de los coj…

    Que luego, amantes ellos de las estiquetas y prejuicios, son los primeros en acusar de fanaticos al projimo.

    Que pena

  43. Fernando Barreiro dice:

    Hay un aspecto de esta larga y encarnizada polémica que no veo aparecer y que me parece obvio. Para decirlo rapido: parece que el “conflicto” es inamovible en sus coordenadas a lo largo de varias décadas. Que el tiempo no pasa. Mi interrogante es el siguiente: ¿Promovemos desde un ángulo progresista la creación de un estado palestino, aún si el mismo (como es previsible) se decanta hacia un estado basado en el fundamentalismo religioso, en el anti-laicismo, en negar los derechos al 50% de la población, en el fanatismo más arcaico y anti-moderno, etc., etc. (y todo lo que ya sabemos)? O por el contrario, apoyamos la creación de ese estado (por derecho histórico) sea cual sea su naturaleza y una vez conseguido esto, alimentamos alguna “primavera árabe” para que lo derroque? ¿No seria más interesante promover ambas cosas de forma simultánea? Es decir, introducir el principio de condicionalidad: Apoyaremos un estado palestino, siempre y cuando, reuna los requisitos mínimos de un estado laico, plural, democrático y respetuoso de los derechos humanos? ¿O es que un planteamiento de este tipo resulta excesivamente complejo?

  44. Las preguntas me parecen de lo más pertinentes, aunque carezco de respuestas. No había oído hablar del “principio de condicionalidad”, aunque supongo que de hecho ya se aplica. Y no me parece nada mal, aunque escandalice a algunos. Ya me quedan un poco más de dudas acerca de la segunda alternativa, que incluye una condición, la de “alimentar” una primavera árabe, que no me parece que sea “alimentable” desde fuera. O surge de las entrañas de la propia sociedad palestina o nada, no se puede inventar. Tengo entendido que la sociedad palestina es una de las menos tradicionalista (y más laicas) de la región. Por lo poco que sé, la adhesión a Hamas en la Franja de Gaza se debe menos al islamismo incondicional de la población que al asistencialismo de ese movimiento, que ha ocupado el lugar vacío de un Estado casi inexistente. Hamas financia escuelas, hospitales, concede pensiones a las viudas de guerra, etc.

    Después de volver a leer las preguntas nuevamente, todas ellas (las dos primeras, sin duda) parten de la premisa de que un Estado palestino está condenado a ser encabezado por Hamas o al menos por un gobierno con un fuerte ingrediente confesional, cuando no una autocracia teocrática. En el actual contexto de la región, yo no daría por descontado que eso será así.

    • pincho dice:

      Nadie habla de la decadencia del Imperio Soviético en esta historia de los “palestinos” e israelíes. Pensar el tema “Israel – Palestina” sin tener presente lo que pasó y pasa en Irán, Siria, Egipto, Rusia, Libia y Afganistán, es como discutir cuántas patas tiene la mosca sin capturar una y contárselas. Por lo menos habría que contar cosas como la toma de la embajada de USA en Teherán, por supuestos estudiantes islámicos, en 1979. El bautista Carter intentando la paz. Para los actores la realidad está casi en la punta de la nariz. Para quienes nos interesa la política y la historia, vemos que los mandatos divinos y la duración de la contienda, son elementos muy poco tenidos en cuenta para los que por la guerra pretenden la dominación. Digo Guerra, que es la forma más civilizada de la violencia, pero veo niños y ancianos y jóvenes idealistas muriendo por traicioneros ataques. Fundamentalistas ataques. Y como “la violencia está en nosotros”, cuanto más me informo y más me conozco, tiendo a dubitar respecto a lo que pensé en el momento en que sucedieron las cosas. En 1979 contaba 22 años, parecía claro, viviendo en dictadura, dónde estaba la justicia. Todo mezclado, como las políticas interiores de los países árabes. Ahí sí que se disputa el poder desde la base. Y no andan con juegos. No deben tener, pobre gente, la menor idea de lo que es jugar. Los persas y los descendientes de Gengis Khan. Eligiendo por el profeta o su cuñado. Digo play y no game. No olvido que el ajedrez viene de allí. En mi humilde opinión, y disculpeseme si no estoy del todo en tema, es que no puede haber paz mientras los países árabes y musulmanes no reconozcan la existencia y derechos del estado de Israel.
      El que demostró que puede si la paz lo necesita, desalojar a los judíos que invadieron terrenos cuyos propietarios son árabes.
      Que te expulsen de una casa y que te la tiren abajo después que lograste hacerlo, no está, parecería, en ninguna declaración de derechos humanos…
      Corto el comentario tras una noticia que quizá interese a más de uno de este blog: me informan que falleció Mario Costa. Un hermano querido y amado héroe de la Paz y el Amor. Lo velan en Martinelli a partir de las 8.00.

  45. gedeon98 dice:

    Bueno, tras leer a vuelapluma los comentarios (y de reirme con las ocurrencias de Tersites), debo decir una cosa que lamentablemente se va a confirmar más pronto que tarde.

    Preaparaos para la que se va a armar en Oriente Medio. Porque se va a armar más que gorda. Por lo pronto, el Reino Unido ya está planteando el ataque a Irán, al cual, pese a la resistencia y los recelos de Obama se unirá Estados Unidos.

    Una vez confirmado nuevamente que el programa atómico iraní avanza a pasos agigantados, el ataque será cuestión de días. Más que nada porque conforme avance el tiempo Irán seguirá poniendo a buen recaudo sus instalaciones nucleares en ubicaciones subterráneas de alta seguridad. Y no es posible permitir que esos animales depravados sean poseedores de armas atómicas, por el bien de la Humanidad..

    Vuestros amadísimos amigos iraníes (esos que ahorcan a personas de diferente sexualidad, o lapidan a mujeres que han sido violadas), van a responder enviando basura radiactiva a Israel en los misiles de largo alcance que han ido desarrollando a lo largo de estos lustros en que han hecho lo que les ha dado la gana.

    Israel va a responder con armamento convencional y con la eficacia de un ejército que lucha por la supervivencia de sus familias, por lo que entenderéis cual es el motivo de que sea el mejor ejército del mundo. Porque pese a tener armamento atómico, Israel no persigue la aniquilación del pueblo iraní, sino la eliminación de esos locos que los han secuestrado políticamente y han convertido sus vidas en un terror diario.

    Irán va a ser aplastado militarmente. Posiblemente va a ser arrasado, porque no es posible acometer una guerra de ese calibre con armamento convencional. No creo que se lleguen a lanzar más de cinco, seis,,, tal vez menos, ojalá, ingenios nucleares que decantarán la victoria hacia los aliados del Bien y de la Verdad. Título que les otorgo porque verdaderamente lo merecen, pese a vuestra malsana malevolencia.

    Y luego, cuando Irán ya no sea el que lleve la voz cantante en Oriente Medio, sencillamente, y sin mayores problemas, se recuperará la franja de Gaza y la Cisjordania en poder de la ANP. A sangre y fuego si es preciso, claro.

    Imagino que la gente tendrá criterio y huirá bien a Jordania (lo más adecuado) o a otros paises como el pobre Líbano, Siria, Egipto o Turquía.

    Todo esto, pese a la jugada tramposa de la UNESCO, que movida por oscuros intereses ha saltado por encima de la Asamblea General de las Naciones Unidas y ha dado calificación de Estado a una pandilla de asesinos terroristas sin legitimación política ni histórica. Vamos, como si en casa tú le dices a un indeseable que no entra y una criada te lo mete por la puerta trasera.

    ¿Que soy un fanático y todo eso que me habéis llamado? Allá vosotros, pensad de mí lo que os apetezca, me da absolutamente igual. Vosotros sí que puedo decir que sois fanáticos porque defendéis una postura indefendible, porque no hay argumentos históricos que avalen vuestra elección. Porque no defendéis a gentes de paz, como Israel, sino a asesinos. Porque sois incapaces de entender que el ejército de Israel es un ejército defensivo y preventivo, pero no ofensivo.

    Porque habéis sido incapaces de reclamar por la liberación de un joven que ha estado CINCO AÑOS secuestrado por vuestros amigos. Porque haber obligado a Israel a liberar a 1027 asesinos a cambio de ese chico no ha sido suficiente, ha sido necesario humillarlo pidiendo que se secuestren a más soldados. Y para colmo la puñalada por la espalda que ha asesinado todo el proceso de negociación.

    Sois incapaces de reconocer que desde el año 93, en que se comenzaron a negociar los Acuerdos de Oslo, Israel ha hecho muchas concesiones para alcanzar la paz, concesiones UNILATERALES que no han tenido contrapartida palestina. A Israel le han estafado los palestinos. Y ahora han roto la baraja de esas negociaciones que se hicieron de cara al mundo, y con el mundo por testigo.

    Todo esto que yo os planteo son RAZONES. Son MOTIVOS por los cuales yo defiendo mis tesis y mi postura ante el inmenso crimen que se quiere llevar a cabo, que es la eliminación del Estado de Israel, bien militarmente o bien desde dentro desequilibrándolo socialmente y reduciendo la fuerza de su pueblo para poder reiniciar los terribles progromos y asesinatos masivos a los cuales se ha sometido al pueblo judío a lo largo de la Historia.

    Y vosotros no aportáis una sola razón evidente, convincente e indiscutible de que las gentes llamadas “palestinas” tienen derecho sobre Israel para ocupar sus tierras…¿cual es la arqueologia, la lengua, la bandera, la historia de esa inexistente nación? NINGUNA. Porque el concepto de Palestina cobra auge a partir de 1964, en la nueva manera de atacar a Israel en la pinza creada entre el bloque árabe y el soviético.

    Y la ONU… ¿Qué se atreve a decir la ONU sobre este asunto? La ONU ya no existe, ahora es la ONIC, Organización de las Naciones Islámicas y Comunistas. Y si no, plantearos que siendo tan grandísimo el mal en todo el mundo y en muchos paises, cómo es posible que sólo se dictan resoluciones en contra de la única democracia avanzada, social y de corte occidental, como es la israelí. Cómo es posible que no haya hecho un llamamiento serio para la liberación de Shalit, Cómo es posible que no haya condenado los atentados palestinos, cómo es posible que ante su pasividad contemplen todo el mal que diariamente hacen esos salvajes contra las ciudades israelíes con el lanzamiento de cohetes.

    Quienes defendemos a Israel tenemos la razón de la Historia, la razón de la Justicia y la razón de los Hechos

    ¿Cómo es posible que antepongáis una falacia, la del pueblo palestino y árabe en general, a la sincera necesidad de que haya paz en el mundo? Debéis exigir a los árabes que depongan sus armas, y entonces, cuando eso suceda, se habrán terminado el 95% de las guerras en el mundo. Es vuestra responsabilidad. Yo ya cumplño ese mandato.

  46. Asios dice:

    israel no es un pais , no existe , solo 2 lo aceptan , devuelvan los territorios a palestina, malditos sionistas , ladrones , asesinos , por eso su dios les dijo que eran la raza Maldita .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: