Medios y fines

Hace un tiempo ya colgué en Facebook una frase de Albert Camus que acababa de leer: “en política son los medios los que justifican el fin”. Y añadía: “al compartirla ya se darán cuenta qué pienso yo al respecto. ¿Y ustedes?”. Me limito aquí a reproducir la acaso breve y pobre respuesta que logré articular a quienes manifestaron no comprender la frase de Camus.

La frase, creo yo, no es tan difícil de entender… aunque vivir en una sociedad y en un mundo en los que los fines suelen justificar los medios complica un poco las cosas. Podría decirse lo mismo de otro modo (de un modo que creo que Camus compartiría) y que sería el siguiente: no se puede llegar a la justicia a través de la injusticia, no se puede llegar a la paz a través de la violencia, no se puede llegar a la libertad a través de la opresión…  Todo lo contrario dijeron y siguen diciendo los diferentes Vladimires, Pinochetes, Fideles y Bushes para justificar la injusticia, la violencia y la opresión (“estamos ocupándonos de la justicia, la paz y la libertad, pero está complicado y a veces no tenemos más remedio que incurrir en lo contrario de lo que pregonamos, pero téngannos paciencia porque nuestras intenciones son las mejores”). Esto equivale a asegurar que para alcanzar el bienestar colectivo hay que dejar que los ricos se enriquezcan más, ganen mucho dinero, paguen salarios bajos, porque así invertirán y después su riqueza se derramará a toda la sociedad y todos comeremos perdices.

¿Quién puede creerse que a través de medios dictatoriales o manifiestamente injustos pueden alcanzarse fines democráticos y justos? Yo no desde luego. No puede haber una contradicción flagrante entre medios y fines. Camus dice lo que dice porque piensa, y yo estoy de acuerdo con él, que lo que hagamos hoy, que nuestra conducta actual, y en ella incluyo en primerísimo lugar a la política, es mucho más importante para darle forma a la sociedad en la que vivimos y viviremos que los hermosos fines del mañana que invoquemos. Esa incierta sociedad de la que hablamos (“los fines”) se va configurando –la estamos configurando ya, hoy, nosotros, todos los días– con las decisiones políticas que tomamos. Por eso lo de Camus es tan bueno, y está dicho con una brevedad tan envidiable. Ahora mismo, mientras escribo, lo único parangonable que se me ocurre es “dime qué medios empleas y te diré qué fines conseguirás”.  Por cierto, Camus también dijo que quedaba estupefacto cada vez que escuchaba a alguien “decir que son necesarios algunos muertos para llegar a un mundo donde no se mate”.

La postura anti-camusiana es además, por todo lo dicho, éticamente irresponsable, porque vendría a decir que mi conducta presente es irrelevante, que puede estar enteramente divorciada de los ideales que invoco, que puedo hacer exactamente lo opuesto a lo que proclamo sin menoscabo de la excelencia de lo que proclamo, que los fines que invoco son tan increíblemente elevados que estoy autorizado a incurrir en las bajezas más infames. Digámoslo más brutalmente: si hago lo que Videla me convierto en un Videla, en cuyo caso no habrá piadosas “razones históricas” que me amparen.

Anuncios

One Response to Medios y fines

  1. Fernando Angulo Brown dice:

    Hola Coco,

    Quizás el ejemplo más paradigmático de la sabiduría de la frase de
    Camus lo encontremos en Mi Lucha de A. Hitler. Él afirmaba que
    después del triunfo de los “artifices de la civilización”; es decir, la
    “raza” aria, las razas inferiores podrían superase bajo su guía y
    control. Saludos.

    Fernando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: