Así no

16 de enero de 2019

A raíz de varias denuncias de agresión o abuso sexual contra mujeres he visto en las últimas semanas reacciones que empiezan a preocuparme seriamente. Reacciones que van desde la celebración de, o la indiferencia ante, el linchamiento mediático del denunciado (antes de cualquier proceso legal obviamente) hasta el malhumor por la supuesta tolerancia de los jueces con la violencia machista, pasando por la indignación ante los, al parecer, excesivos remilgos de los tribunales a la hora de condenar a los denunciados (los remilgos son nada menos que las garantías del debido proceso) y la justificación de esas reacciones por el hecho de que “seguimos sin resolver esta tragedia”. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios